Así es la gigante casa del Partido Comunista de Bulgaria, abandonada en el monte Buzludzha

07 de abril de 2019

Inaugurada en 1981, recibió unos 2 millones de visitantes. Pero la caída de la URSS sumió al país en la crisis y los ciudadanos descontentos intentaron destruir este gigante de acero y concreto.

La casa-monumento del Partido Comunista búlgaro se construyó en un lugar clave para la historia del país: el pico del monte Buzludzha. Pero con la caída del bloque soviético el lugar quedó abandonado, a merced de ciudadanos descontentos que intentaron destruir a esta mole sólida de hormigón y acero.

monte Buzludzha 1

El monte Buzludzha tiene 1.442 metros de alto casi ubicada en el centro del país. Allí se peleó una batalla bisagra por la independencia contra la ocupación otomana y el 2 de agosto de 1891 se realizó el primer congreso comunista de Bulgaria, terminaría por llegar al poder.

monte Buzludzha 1
monte Buzludzha 2

Ya en la era soviética se construyó la casa-monumento. Las obras comenzaron en 1974, con un costo que, al cambio actual, fue de unos 35 millones de euros.

monte Buzludzha 3

La primera medida fue aplanar el alto del pico, volándolo con TNT. Luego se construyó un gran esqueleto con 3 mil toneladas de acero, encofrado 70 mil toneladas de hormigón armado. En su interior se instalaron 40 toneladas de vidrieras y las paredes están decoradas con mosaicos que contaban la historia del comunismo en Bulgaria.

monte Buzludzha 2

Con forma de plato volador, en el interior hay un auditorio circular, cubierto con una cúpula que tiene en el centro la hoz y el martillo. El exterior está rodeado por un balcón acristalado que funcionaba como observatorio.

monte Buzludzha 4

A un costado hay una a torre de 70 metros de alto y 9 de ancho. La parte superior estaba coronada con dos estrellas rojas comunistas de cristal que debían iluminarse con lamparitas, alimentadas por un gran generador eléctrico.

monte Buzludzha 5

El monumento se inauguró el 23 de agosto de 1981 por el entonces líder comunista Todor Zhivkov. Entre 1981 y 1989, recibió unos 2 millones de visitantes que recibían un recorrido guiado.

monte Buzludzha 7

Cuando se diluyó la URRSS, en 1989, la casa-monumento quedó abandonada. Enojados por la crisis económica del país, muchos llegaron hasta Buzludzha para intentar destruir la construcción.

Ahora las paredes están cubiertas por pintadas y arrancaron todo lo que se pudo. La cúpula de vidrio cedió, lo que permite el ingreso de nieve.

Temas