Claudio María Domínguez te trae "cinco frases para que la crítica no te destruya"

06 de abril de 2019

¿Tu vecino se queja todo el día de lo que hacés? ¿Un familiar te da clases de como vivir ante cada problema que le contás? ¿En tu trabajo hay uno que protesta todo el tiempo y critica a los demás para tapar sus inseguridades? El conductor de "Hacete cargo" por C5N te enseña a superarlo.

“TIENEN QUE SER LIBRES DE LAS OPINIONES DE LOS DEMÁS. CUANDO LLEGUEN A SER LIBRES POR DENTRO, ESTARÁN LIBRES DE LA ESCLAVITUD QUE SIGNIFICA ESTAR PENDIENTES DE LA IMAGEN FRENTE A LOS OTROS” (Gurdjieff)

1) Confiar en lo que nuestro corazón nos guía hace que no seamos esclavos de las opiniones externas ni tampoco a estar atados a viejos mandatos heredados y repetitivos. Ir a nuestro interior, y desde ese espacio decidir, nos hace despertar a tomar conciencia que depende sólo de nosotros ser los protagonistas de nuestra historia y elegir, pese a la crítica, lo que nos genera verdadera dicha ya que el único pecado es no ser felices.

“El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, y no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz”. (Platón)

2) Confiar, ser el protagonista de tu historia de vida y dejar de depender de la mirada del otro, del gusto del otro, de la aparición o permanencia del otro en tu vida para ser feliz, es ser el héroe de tu historia y es hacerte cargo de que sólo la dicha depende de vos.

“Nadie puede hacernos sentir inferiores, sin nuestro consentimiento” (Roosevelt)

3) ¿Quién soy yo más allá del mundo? Si te permitieras ese estado de reflexión, en calma, una hora por día, solito con vos mismo, en tu interior, sin correr buscando la aprobación o el consejo ajeno, descubriríamos revelaciones rotundas, claras, tan sabias sobre nuestro estado natural. Qué es la dicha, y qué hemos velado, enterrado con tantas capas de ignorancia.

“No importa que te amen o te critiquen, te respeten, te honren o te difamen, que te coronen o te crucifiquen; porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo”. (Osho)

4) Aquel que solo espera el elogio y la alabanza para sentirse vivo es muy fácilmente destruido por la crítica ajena, por la malicia o por el descrédito. Se dice que esas personas son hojas llevadas por el viento de un lado a otro. Exhiben su carencia en forma tan brutal que solo generan entusiasmo cuando el otro las considera y si esa misma persona u otra diferente las desprecia, ridiculiza, o difama entran en una profunda tristeza que se va haciendo crónica y viven pequeños espacios de una alegría artificial entre grandes espacios mucho más prolongados de intensa depresión por la opinión que alguien pueda tener de ellos llevándolos a una minusvalía y una baja estima mortal que en un círculo enfermo genera que el sistema inmunológico viva afectado.

“IMPORTA MUCHO MÁS LO QUE TU PIENSAS DE TI MISMO QUE LO QUE LOS OTROS OPINEN DE TI”. (Lucio Séneca)

5) Creamos nuestra experiencia con nuestros pensamientos y creencias. Las opiniones ajenas, son eso, ajenas y no tienen nada que ver con lo que somos aunque podemos elegir ser lo que la mirada ajena percibe de nosotros. Seamos libres internamente y elijamos con cuidado nuestras creencias, ya que lo que creemos, creamos.

Temas