La mamá de Florencia Di Marco dijo no saber de los abusos: "Tendría a mi hija aquí y no en un cajón"

09 de abril de 2019

En el primer día del juicio, Carina Di Marco negó saber que su pareja abusaba de la nena de 12 años y pidió Justicia para que "descanse en paz".

Sentada en el banquillo de los acusados, la mamá de Florencia Di Marco escuchó parte de la tortura que sufrió la nena antes de morir, cuando en la apertura del juicio en su contra se leyeron los cargos. Lloró y negó haber tenido conocimiento del calvario que sufría su hija.

Carina Di Marco llegó al juicio, que empezó este lunes, acusada de ser partícipe necesaria de los abusos por omisión, es decir, de haber sabido que su hija era abusada. La pena que pidieron para ella es de 17 años y medio de cárcel y se prevé que proceso se extienda por cinco días. La mujer declaró durante 40 minutos.

Florencia Di Marco.jpg
Florencia Di Marco fue encontrada con signos de estrangulamiento y violación<br>
Florencia Di Marco fue encontrada con signos de estrangulamiento y violación

En su declaración ante el tribunal, Di Marco negó haber sabido que Lucas Gómez, quien era su pareja y padrastro de Florencia, abusara de la nena y sostuvo que si lo hubiera sabido tendría a su hija con ella "y no en un cajón". También habló de cómo era su relación con Gómez y manifestó que era un hombre "violento", que había intentado ahorcarla, que a veces le pegaba y le rompía las cosas. Además, señaló que en el último tiempo consumía cocaína.

El cuerpo de Florencia apareció el 23 de marzo de 2017. Estaba semidesnudo, tirado debajo de un puente en la localidad puntana de El Saladillo, a unos 55 kilómetros de la capital de San Luis.

Carina Di MarcoC
Carina Di Marco junto su abogada en el juicio en San Luis.
Carina Di Marco junto su abogada en el juicio en San Luis.

La autopsia determinó que había sido brutalmente violada y ahorcada con un lazo, pero también que no era la primera vez que la violaban. Incluso sus maestras dijeron tras el crimen que sabían que su padrastro se propasaba con ella y que intentaron advertirle a la madre, pero que esta defendió a su pareja y trató a su hija de mentirosa.

Lo único que pido es que se haga justicia para que mi hija descanse en paz, y que Dios se encargue del resto”, dijo la imputada, después de desmentir a las docentes y asegurar, una vez más, que jamás notó un signo que le llevara a sospechar lo que hacía el hombre.

Por su parte, su abogada, Karina Mantelli, pidió la nulidad del juicio por considerar que hubo fallas en el procesamiento de la jueza Virginia Palacios, que encarceló a la acusada y que, consecuentemente, todas las acciones posteriores no tienen validez legal.

Temas