-

-

El Gobierno le sacó el escrutinio de las elecciones 2019 a Indra y se lo dio a una empresa venezolana muy cuestionada

20 de abril de 2019

Smartmatic se quedó con todo el negocio tras un proceso de licitación muy cuestionado por su principal competidora Indra, quien trabaja en el país desde hace 22 años.

Después de estar al frente del conteo de las últimas 11 elecciones, la empresa Indra dejará este año de ser la encargada del escrutinio provisional. La ganadora de la licitación como proveedora del Correo Argentino fue la empresa venezolana Smartmatic, con sede central en Londres. Será la encargada del provisorio de las primarias de agosto, de las generales de octubre y de un eventual balotaje presidencial, en noviembre de este año.

Se informó el pasado jueves que se le entregará la segunda etapa del escrutinio -que involucra a carga de la información, el procesamiento y la difusión- a Starmatic, quien presentó la oferta más baja en el proceso licitatorio: 17 millones de dólares. Muy cerca estuvo la propuesta de la firma catalana Scytl, por 17,9 millones. En cambio, Indra propuso 19,2 millones de dólares.

Starmatic se quedó con la totalidad de la elección. En diciembre de 2018, la empresa ya había sido elegida para llevar adelante la primera etapa electoral que incluye el escaneo y la transmisión de datos de las actas de escrutinio. Ganó con una oferta de 1.360.000 dólares. Por primera vez, la transmisión de votos se va hacer desde los colegios ya que históricamente siempre se llevaban las actas a los centros de cómputos. Este fue el aspecto más cuestionado del cambio en el sistema electoral que introdujo el Gobierno macrista.

CRÍTICAS A LA LICITACIÓN

Fuentes cercanas a la empresa Indra, poseedora del mejor puntaje en la evaluación técnica, adelantaron a minutouno.com que analizan judicializar el proceso licitatorio ya que fueron desoídas por el Correo Argentino las múltiples presentaciones que realizaron observando las carencias técnicas de sus competidoras y en las que cuestionaron además los antecedentes de éstas. En particular señalaron el proceso electoral que llevó la Starmatic en Filipinas, que por sus irregularidades está a la espera la resolución de la Corte Suprema de ese país, y el que hizo Scytl en Kenia, donde se tuvieron que repetir las elecciones 2017 por problemas en el escrutinio.

Los oferentes no cumplirían con los requisitos técnicos mínimos exigidos para participar del procedimiento de selección y, por lo tanto, no ofrecerían condiciones que garanticen suficientemente el cumplimiento efectivo de las prestaciones a contratar”, aseguró Indra en una de sus presentaciones que envió al Correo Argentino.

Además, Indra indicó que ambas empresas presentaron como parte de su plantel a personas que no son actualmente parte de la empresa sino que contratarían si ganaban la licitación. Las licitantes adjuntaron curriculums al expediente administrativo.

Elecciones
<p>El escrutinio lo hizo Indra hasta 2017</p>

El escrutinio lo hizo Indra hasta 2017

Otro detalle técnico que fue criticado por Indra es que para adjudicar la licitación a Smartmatic el gobierno debe primero convocar a las elecciones, que aún no lo ha hecho. Esa convocatoria debe ser firmada por el Correo Argentino y el Ministerio del Interior, responsable primero de llevar adelante el proceso electoral. Aún no salió rubricada por lo que la adjudicación no puede llevarse adelante,

"Hubo más de 20 impugnaciones de Indra y el Correo no atendió a ninguna. Solo le quitaron 8 puntos a Scytl", dijeron desde la empresa y aseguraron que el único objetivo del Gobierno era bajar costos sin importar la capacidad técnica de las empresas.

Por otro lado, en los últimos días corrió la versión de que se informó que Smartmatic sería encargada de la licitación - días antes de una nueva apertura de sobres- porque Scytl se habría retirado de la competencia. El motivo: al parecer su director Jesús Gil Ortega, ex Indra, habría sido contratado por el Correo como asesor para las elecciones.

SOBRE LA CAPACIDAD TÉCNICA

Indra señaló que fue la empresa que obtuvo el mayor puntaje en la oferta técnica seguida por Smartmatic y por Scytl pero “lo que se privilegia en esta licitación es la oferta económica”.

La empresa española obtuvo 100 sobre 100 y 180 sobre 200; la catalana Scytl Secure Electronic Voting, 86 sobre 100 y 174 sobre 200, y Smartmatic International Holding, 82 sobre 100 y 165 sobre 200.

“El pliego de licitatorio estaba mal desarrollado, los requerimientos para las licitaciones técnicas eran bajos. Antes tenías que tener un umbral mínimo de 80, de 0 a 100 y ahora pidieron un deseado, ni siquiera obligatorio de 60. Eso hace que baje mucho el servicio”, explicaron las fuentes allegadas a Indra.

SMARTMATIC: HISTORIA DE IRREGULARIDADES

Fue fundada en el 2000 por los venezolanos Antonio Mujica y Roger Piñata. Fue radicada en Estados Unidos y pero tiene su sede en Londres. Fue encargada de elecciones en Los Ángeles, Londres, Bélgica, Noruega, Italia y Venezuela, entre otros países.

En la Argentina, la empresa fue registrada el 26 de enero de 2015. Lo curioso es que figura en la categoría de “Construcción” y como su actividad principal está la “instalación, ejecución y mantenimiento de instalaciones eléctricas, electromecánicas y electrónicas”.

Participó en la licitación para llevar a cabo la primera votación con Boleta Única Electrónica en la Ciudad de Buenos Aires, aunque perdió con MSG. Sin embargo, sí ganó en Córdoba la licitación para realizar en 2015 el escrutinio provisorio en las elecciones provinciales.

En Filipinas en 2017 los representantes de la compañía en ese país fueron acusados por “acceso ilegal, interferencia en los datos e interferencia en los sistemas”.

La empresa tiene una conexión directa con el actual Gobierno. Es a través de un hombre: Jorge Born hijo quien en 2015 fue uno de los principales aportantes a la campaña de Mauricio Macri.

Según una investigación del periodista Hugo Alconada Mon, Born contribuyó a la espera de que la compañía fuera beneficiada en la licitación del voto electrónico impulsado por Cambiemos y rechazado por la oposición. Desde la empresa aseguraron que “nunca ha habido una conexión personal entre Smartmatic y ningún gobierno, en absoluto”.

Temas