-

-

Sica dice que las paritarias cerrarán en 28% pero la inflación rondará el 45%, según consultoras

27 de abril de 2019

La mayoría de las recomposiciones salariales se paga en cuotas y, en algunos casos, se acordó la cláusula de revisión para intentar no perder frente a la suba de precios.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, consideró que las negociaciones salariales de este año se llevan a cabo con "mucha responsabilidad" por parte de empresarios y trabajadores, mientras subrayó que "si se miran los cierres de hasta ahora, todos rondan por el 28 por ciento en cuotas con cláusula de revisión".

"Empezamos a negociar apertura de paritarias a finales del año pasado y hemos estado todo el verano negociando salarios. Ahora entramos en el período alto porque se dan las mayores discusiones", contó el funcionario. Y es que entre lo que resta de abril y mayo se deben cerrar las paritarias de Bancarios, Comercio, Metalúrgicos, Gastronómicos y Camioneros.

En ese sentido, aseguró: "Se están desarrollando con mucha normalidad y hay mucha responsabilidad y comprensión del momento por parte de ambos, de empresarios y trabajadores".

"Hemos tenido que actuar en muy pocos casos", destacó el ministro, quien resaltó: "No hay un número que ponga el Gobierno, no puedo decirle a un empresario hasta cuánto puede dar".

Sin embargo, aclaró que "si se miran los cierres de hasta ahora, todos rondan por el 28 por ciento, en cuotas con cláusula de revisión".

La revisión implica que los gremios y la patronal ante el aceleramiento del costo de vida deben consensuar volver a juntarse y acordar una nueva suba salarial, lo cual no garantiza que eso ocurra y menos que se llegue a empatar a la inflación.

La cláusula gatillo, en cambio, se activa automáticamente cada vez que suben los precios, pero generalmente muy pocos sindicatos logran la cláusula gatillo. En 2018 la consiguieron los bancarios, por ejemplo.

Y según las consultoras, como esta nueva devaluación del peso mete más presión sobre los precios de los bienes de consumo, corrigieron sus proyecciones de inflación para 2019.

Antes calculaban que este año el IPC sería de alrededor del 40%, pero ahora hablan de 45%, un número similar al de 2018, cuando cerró 47,6 por ciento.

Sica se refirió a los movimientos del dólar, que finalizó la semana con una suba acumulada de 9,1% en un nivel récord y argumentó: "Estamos en un año de incertidumbre electoral que golpea y genera la volatilidad del tipo de cambio".

En declaraciones radiales, sostuvo que es "muy difícil decir hasta cuándo" continuará esa tendencia del dólar.