Tuvo 44 hijos y los tiene que criar sola porque su esposo los abandonó

30 de abril de 2019

Se trata de una mujer a la que forzaron a casarse a los 12 años y tiene un extraño caso de altísima fertilidad.

Mariam Nabatanzi es un claro ejemplo de violencia de género potenciado por una altísima fertilidad. Sucede que esta mujer de Uganda fue forzada a casarse a los 12 años con un hombre polígamo de 40 con el que tuvo 44 hijos, el hombre los abandonó y debe mantener a 38 chicos ya que seis murieron.

“Crecí llorando”, cuenta la mujer de 39 años quien agrega: “Toda mi vida se ha ido cuidando a mis hijos y trabajando para ganar algo de dinero. Comencé a tener responsabilidades de adulto siendo muy joven”.

Habitante de la aldea de Kabimbiri, tuvo cuatro juegos de trillizos, tres de cuatrillizos, seis pares de gemelos. Los demás nacieron en partos únicos.

Sus problemas empezaron de chica, cuando la abandonó su mamá y su madrastra asesinó a sus cinco hermanos dándoles comida con vidrio molido cuando ella estaba de visita en la casa de un familiar.

Al año de casada tuvo sus primeros gemelos y para su sexto parto ya tenía 18 hijos con un hombre que tenía descendencia con otras parejas. Preocupada por su capacidad para quedar embarazada, consultó con un médico y le respondieron que no se podía hacer nada porque tiene los ovarios inusualmente grandes. Además, se le recomendó no usar anticonceptivos porque podrían causarle problemas de salud.

Encima, su esposo la dejó hace tres años e hizo de todo para sostener a sus hijos: peluquería, decoración de eventos, recolección y venta de desechos, elaboración de ginebra y venta de hierbas medicinales. Pero la plata no le alcanza.

“Mamá está abrumada, el trabajo la está aplastando, ayudamos donde podemos, como cocinando y lavando, pero ella todavía lleva toda la carga para la familia. Lo siento por ella”, dijo uno de susu hijos, Ivan Kibuka.

Temas