"El señor de las moscas", crónica del "sálvese quien pueda": editorial de Julián Guarino en "Recalculando"

02 de mayo de 2019

En su habitual editorial en C5N, el periodsita y economista tomó la novela de William Golding para tratar la ruptura del tejido social.

“¿Qué pasa cuando un puente se desmorona y era la vía de acceso para que miles de argentinos tuvieran una vida mejor, más digna?”, se preguntó Julián Guarino al comienzo de su editorial para “Recalculando”, en C5N. Desde allí trabajó la destrucción del tejido social y la manipulación que hace le poder a partir de "El señor de las moscas", de William Golding.

guarino recalculando 2-05

“¿Qué le pasa a una persona cuando se desvanece su acceso a los derechos y a la contención social?”, interrogó el periodista y economista. Luego recordó que se plantea que “hay un único camino, que es le correcto, pero ese tren que nos va al levar a un destino mejor, según dice el Presidente, para en estaciones intermedias que implican un sacrificio enorme”.

Entonces tomó la novela como “una fábula moral”, que habla de una “distopía, eso que está lejos pero cuando nos vamos acercando nos ofrece algo peor”. Allí un grupo de chicos debe sobrevivir en una isla desierta sin adultos, pero esa sociedad comienza a distorsionarse y comienzan las luchas por el poder, los individualismos y la manipulación.

Entonces Guarino planteó que ese “verdadero caos que se contrapone con el momento inicial” en la novela se parece al “derrotero de este gobierno, sobre todo en material social”.

En ese sentido preguntó “si acaso el Gobierno no prometió una Justica transparente y eso se degrado al punto que sabemos que existe una red de espionaje ilegal que busca influir sobre causas importantes”.

“Lo mismo pasó con la inflación, llegaron con la promesa de que era fácil de controlar y ya acumulamos más de 200%", señaló y luego dijo que respecto a la deuda, habían prometido “sanear las cuentas y este año lo cerraremos con un equivalente al 100% del PBI y un salario mínimo que equivale a 9 dólares por día”.

Entonces se retomó el inicio de su editorial y habló de la lucha por reconstruir el tejido social: “Quiero preguntarle, porque el Gobierno así lo mantiene, si para poder ganar un derecho primero hay que perderlo, y es lo que a mí me parece que no está nada bien”.

Temas