El ex presidente de Infraestructura Ferroviaria desmintió a Macri sobre la renovación de los trenes

10 de mayo de 2019

Ariel Franetovich advirtió que el mandatario "por ignorancia, desvergüenza o temor electoral, pretende atribuirse el esfuerzo y los logros de otros dirigentes".

El ex presidente de la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), Ariel Franetovich, salió este viernes al cruce de las acusaciones vertidas por el presidente Mauricio Macri.

El mandatario aseguró que durante el gobierno de Cristina Kirchner "a partir de una tragedia se lanzaron a comprar un montón de cosas sin tener idea de cómo hacer y no era así. Las cosas hay que planificarlas y estudiarlas".

Franetovich acusó a Macri lisa y llanamente de mentir y aseguró que es falso, tal como sostuvo el mandatario, que se hayan comprado trenes sin considerar la seguridad.

Macri.jpg

Cuestionó además que el Presidente "pretenda atribuirse por ignorancia, desvergüenza o temor electoral, el esfuerzo y los logros de otros dirigentes".

Durante la anterior gestión, aseguró, "empezamos a ver trenes nuevos de pasajeros y de carga, obradores ferroviarios en todas las provincias, empresas viejas y nuevas adquiriendo e importando por todos los medios equipamiento para obras ferroviarias de última tecnología, barcos llenos de rieles, vagones y máquinas en los puertos, vías nuevas, cuadrillas ferroviarias reparando y manteniendo vías en cada línea, innumerable cantidad de estaciones refaccionando y modernizándose para seguridad y comodidad de los pasajeros, muchas nuevas, entre tantas Ciudad Universitaria, Rosario Sur, City Bell, Chascomús, etc. Cerca de 50 pasos bajo a nivel ejecutados y en proceso de ejecución".

También destacó que la obra de electrificación del ferrocarril Roca se logró gracias a un crédito de 500 millones del BID obtenido durante el gobierno de Cristina y la gestión de Florencio Randazzo al frente del ministerio de Transporte.

Sigue Franetovich: "Por otra parte, el sistema de detención automática de trenes a que hace referencia la Gobernadora (María Eugenia Vidal) como la gran novedad después de tres años y medio ya habían comenzado a proyectarse y ejecutarse".

Y concluye: "Es inviable, absurdo, ridículo e inexplicable que un presidente pretenda atribuirse por ignorancia, desvergüenza o temor electoral, el esfuerzo y los logros de otros dirigentes".