-

-

-

El juicio a Cristina Kirchner tuvo su primer cruce entre un abogado y un juez del tribunal

Por: Vanesa Petrillo
21 de mayo de 2019

El defensor de Julio de Vido intentó realizar un planteo que consideraba de "gravedad" pero fue interrumpido por el titular del Tribunal Oral Federal 2 quien ordenó el inicio de la lectura del requerimiento de elevación a juicio.

Con un fuerte cruce entre el defensor del ex ministro de Planificación Julio De Vido y el juez que preside el tribunal oral, comenzó este martes el juicio de la causa por la obra pública en el que es juzgada la ex presidenta Cristina Kirchner entre otros acusados.

El presidente del Tribunal Oral Federal 2 Jorge Gorini le impidió al abogado Maximiliano Rusconi realizar un planteo, que el letrado consideraba de "gravedad" y que a su criterio debía resolverse antes de la lectura de los cargos prevista para la jornada de hoy.

El magistrado del tribunal lo frenó y dispuso el inicio de la lectura del requerimiento de elevación a juicio que en su momento hizo la fiscalía a cargo de Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques. La jornada de este martes será íntegramente dedicada a leer los detalles del caso conocido como la "Causa Vialidad”.

La emblemática sala AMIA, donde se realiza el debate está al límite de su capacidad. Un blindex separa al público de los acusados. En los primeros lugares y sentados en la misma fila escuchan atentamente Julio De Vido y Lázaro Baez. También el detenido Carlos Kirchner, primo del ex presidente Néstor Kirchner y más atrás otros acusados junto a sus abogados. Un detalle, todos portaban la escarapela con los colores de la Argentina.

Más atrás se ubica la ex Presidenta, también junto a sus defensores encabezados por Carlos Beraldi. Apartado del resto de los acusados está el "arrepentido" José López, otro de los protagonistas del juicio.

Los jueces del tribunal son Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso. Llamó la atención que no estaba presente la cuarta jueza, Adriana Palliotti, quien tenía otro juicio oral.

Siguen las alternativas del juicio entre el público, conocidos ex dirigentes y ex funcionarios del kirchnerismo como Sergio Berni, Wado de Pedro y Oscar Parrilli, varios intendentes del conurbano como Walter Festa, Verónica Magario y Fernando Gray. También dijeron presente referentes de Abuelas y Madres de Plaza Mayo.

La imputación de la fiscalía a la que se da lectura es la "existencia y funcionamiento de una asociación ilícita de carácter estable y permanente ideada con motivo de un acuerdo de voluntades entre los ex presidentes de la Nación Néstor Kirchner, y Cristina Fernández, ex funcionarios públicos de distintas agencias estatales y otras personas de su extrema confianza, montada en base a una división de roles, definidos y estratégicos dentro y fuera de la estructura administrativa del Estado y sostenida ininterrumpidamente a lo largo de más de 12 años destinada a cometer múltiples delitos, para sustraer y apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de millonarios fondos públicos".

Así se atribuyó a los imputados que para lograr la sustracción de los fondos "entre otros planes delictivos, escogieron la obra pública vial como uno de los medios propicios para obtener el dinero del tesoro nacional; convirtieron en empresario de la construcción a Lázaro Baez a quien habrían de enriquecer a lo largo de 12 años a expensas del interés de la sociedad: seleccionaron a la provincia de Santa Cruz como el lugar en donde con la colaboración de funcionarios locales se ejecutaría la matriz de corrupción".

A las 15, el tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el lunes próximo, cuando continuará con las audiencias.

Temas