El Pepo intentó solidarizarse con los desempleados y Flavia Palmiero lo cortó en seco: "No estábamos hablando de eso"

26 de mayo de 2019

Invitada a Podemos Hablar, la conductora dijo que no había que politizar la mesa y se mostró distante cuando el cantante de cumbia puso el foco en el desempleo.

En un intento por poner el foco en la pérdida de empleo durante el gobierno macrista, impulsada, entre otras cosas, por el asfixio a las pymes, la devaluación y la caída del consumo, El Pepo sufrió una especie de censura (o reto) durante el programa Podemos Hablar.

Andy Pepo Flavia

Fabián Doman y Flavia Palmiero tuvieron sus minutos para deslizar que habían sido víctimas de censura. El cantante de cumbia, entonces, agregó a la charla cierta una pizca de sensibilidad social, para ampliar el universo temático desde las anécdotas de ambos conductores hacia los que no tienen voz.

"Igual hay mucha gente que perdió trabajo ahora, me solidarizo con la enorme cantidad de gente que quedó sin trabajo bajo este gobierno y que no tienen la posibilidad de decirlo públicamente, como Fabián. Conozco muchos amigos, gente grande, muchísimas mujeres, y pobres que hoy viven en la calle porque no tienen para pagar un alquiler", enfatizó.

Andy, que suele utilizar el dispositivo de la sensibilidad (pero cuando el tema es edulcorado), esta vez, intentó bajarle el tono a la grave situación que expresó su invitado.

"La idea no es politizar la mesa", le dijo al Pepo, como si el discurso de los otros dos invitados no hubiera sido político. Luego insistió: "tratando de no politizar hago un brindis porque la gente trate (sic) de estar un poco mejor. La situación está difícil. Tratar de no politizar es difícil".

Doman le dio la razón al cantante, pero Palmiero optó por no mencionar el desempleo. "No, no es difícil, uno tiene que estar bien con nuestras actividades", acotó, con una frase confusa y bastante política, por cierto, si quiso decir que ella puede estar bien con sus "actividades", cuando otros con hambre -claramente- no lo logran.

Andy insistió en que había que brindar "en serio" por "la gente". Y Palmiero se ubicó nuevamente en el centro de la escena: "todos queremos estar bien". El problema no es querer, sino poder.

Pepo insitió en el desempleo y la pobreza aumentada "durante los tres años y medio de gobierno" macrista. Y Flavia (con un gesto bien político) volvió a desviar el foco.

"Igual nosotros estábamos hablando de otra cosa, eh. Él (por Pepo) aclaró otra cosa, pero no es lo mismo que estábamos diciendo. Son dos cosas diferentes", asegurócomo si el problema fuese la linealidad temática y no de opinar, políticamente, sobre lo que uno cree cuándo y cómo lo siente.

Temas