-

Encontraron un testamento de Aretha Franklin escondido bajo los almohadones de su sofá

28 de mayo de 2019

Sus herederos presentaron al menos tres manifestaciones de la "última voluntad" de la cantante, pero todavía no está claro si tienen validez legal. Le deja dinero hasta a ex parejas que fueron poco constructivas.

Aretha Franklin murió en agosto del año pasado pero no fue sino hasta mayo de 2019 que sus herederos presentaron ante la justicia de Michigan, Estados Unidos, al menos tres testamentos manuscritos que fueron encontrados en lugares tan inesperados como debajo de los almohadones de un sofá.

Los testamentos fueron encontrados el 3 de mayo pasado por la sobrina de Franklin, Sabrina Owens, quien fue designada en su momento por la justicia de Michigan como albacea de la herencia de la reina del soul.

Dos de los documentos estaban bajo llave en un gabinete y un tercero estaba en un cuaderno de espiral escondido bajo los almohadones del sofá, informó el sitio The New York Times.

Owens tardó seis días en mostrarle los manuscritos a los cuatro hijos de Franklin, que no se pusieron de acuerdo sobre la validez legal de los textos llenos de borrones y modificaciones, pero donde se puede ver con claridad la firma de la cantante.

testamento.jpg

El testamento más antiguo data de junio de 2010, es el más largo (tiene 11 páginas) y está firmado en cada una de sus páginas. En él Franklin detalló minuciosamente cuánto dinero mensual y semanal recibirán sus hijos, pero también qué les corresponde a colaboradores, abogados y hasta ex parejas que fueron poco constructivas.

El testamento más nuevo es de marzo de 2014 y en sus cuatro páginas consta la división de bienes preferida por la cantante para sus hijos y nietos, que incluye desde regalías por su música hasta sus joyas y hasta un piano.

Franklin murió el 16 de agosto de 2018 en Detroit, Michigan. La ley de ese estado establece que de no haber testamento sus cuatro hijos la heredarán en partes iguales. Quizás por eso dos de los interesados están en contra de ejecutar la última voluntad de la cantante, que data de marzo de 2014.

La jueza a cargo del caso, Jennifer S. Callaghan, fijó una audiencia para el 17 de junio.

Temas