-

Peritaron las armas de al menos ocho policías vinculados al crimen de un joven en la persecución de Martín Coronado

30 de mayo de 2019

Cuatro oficiales fueron separados de su cargo y están imputados por el episodio en el que fue asesinado Diego Cagliero.

Diego Cagliero fue asesinado el 19 de mayo pasado en Martín Coronado, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, en un episodio que aún no fue esclarecido y que sus allegados suponen que fue un caso de gatillo fácil. La justicia ordenó el peritaje de las armas de al menos ocho efectivos, incluidas las de los cuatro que fueron separados de sus cargos e imputados en la causa.

Los oficiales imputados en la causa serán indagados en los próximos días mientras que a los otros cuatro a los que se les secuestró el arma para los peritajes se les asignaron tareas administrativas.

Fuentes policiales confirmaron que las armas serán peritadas para confirmar si una de ellas fue utilizada para matar a Cagliero, un músico de 30 años que había estado en un supermercado con siete miembros de su banda minutos antes del episodio que le costó la vida.

La madre de Cagliero, Adriana García, afirmó que al menos 15 policías intervinieron en el episodio en el que su hijo y sus compañeros fueron acusados de robar en un supermercado ubicado en Perón al 7300, en Martín Coronado.

Desde el supermercado dieron aviso al 911 que devino en una persecución en la que intervinieron varios patrulleros de la comisaría 5ta. de Eufrasio Álvarez y del Comando de Patrullas local. Cagliero y sus acompañantes fueron interceptados en la esquina de Campo de Mayo y avenida Márquez, a unas 17 cuadras del comercio.

Hasta el momento los oficiales subayudantes Gonzalo Martín Juárez y Julián Roberto Juncal, el oficial subinspector Sergio Darío Montenegro y el oficial Rodrigo César Exequiel Canstatt fueron separados de sus cargos por orden del auditor general de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra.

Temas