-

Escuchó gritos, salió de su casa a ver qué pasaba y lo balearon en la cabeza

31 de mayo de 2019

Un hombre de 29 años está gravemente herido tras intentar auxiliar a un vecino al que le estaban robando la moto. Los delincuentes escaparon.

Un hombre de la ciudad de Tucumán quedó en estado grave tras recibir un tiro en la cabeza cuando intentó ayudar a un vecino al que le estaban robando la moto. Se encuentra internado en coma en el hospital Ángel C. Padilla.

Eran alrededor de las 21 del jueves cuando Martín Quipildor, de 29 años, escuchó gritos en la calle a pocos metros de su casa, ubicada en Brígido Terán al 1300. El hombre salió a ver qué pasaba y se encontró con que dos delincuentes intentaban robarle la moto a su vecino.

Fuentes policiales confirmaron que Quipildor intervino para detener el robo y los ladrones le dispararon. Una de las balas lo hirió en la nuca y fue trasladado al Padilla.

Quipildor, que es chofer de la línea de colectivos 124, sigue internado grave en coma.

Los delincuentes lograron escapar y todavía son buscados por la policía.

Temas