Nueva normativa para el funcionamiento de centros de tratamiento de calidad para abordar las adicciones

18 de junio de 2019

Los centros de tratamiento, que actualmente se encuentran en funcionamiento, deberán presentar planes de adecuación basados en estándares internacionales de calidad y un equipo mixto.

Según se publicó hoy en el Boletín Oficial, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) y la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación firmaron la resolución por la cual se establecen las pautas y los lineamientos para la adecuación de los centros de tratamiento de las adicciones, en el marco de la legislación vigente.

Los centros de tratamiento, que actualmente se encuentran en funcionamiento, deberán presentar planes de adecuación basados en estándares internacionales de calidad y un equipo mixto, integrado por Sedronar, la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación y la autoridad sanitaria jurisdiccional, trabajará en el desarrollo de certificación del plan, que finalizará con la acreditación institucional.

Durante el proceso de adecuación, las instituciones deberán presentar informes cada seis meses y cada año recibirán la visita de los organismos rectores con el fin de relevar la evolución.

Todo este trabajo deberá completarse en un periodo de cinco años (tres más dos de prórroga). Asimismo, los nuevos dispositivos deberán estar enmarcados bajo esta nueva normativa.

“No buscamos ni queremos cerrar las comunidades terapéuticas sino todo lo contrario ya que las necesitamos abordando esta problemática. Por eso, la publicación de esta resolución, que fue consensuada por las partes, tiene por objeto acompañar a las instituciones para que brinden tratamientos de calidad en el marco de los derechos humanos y de los pacientes”, aseguró el secretario de la SEDRONAR, Roberto Moro. Y agregó: “Esta disposición alcanza a los establecimientos para el tratamiento de las adicciones de los ámbitos público, privado, de la seguridad social y el tercer sector”.

Entre las pautas que ordenan los criterios de organización y funcionamiento se destacan, entre otras: deberá tenerse en consideración el principio de consentimiento informado en los dispositivos; al tratarse de efectores de salud, todos los establecimientos deben contar con una coordinación profesional de especialistas en el área sanitaria.

En 2016, la Sedronar reformuló el proceso de certificación de los centros de tratamiento, incorporando en la evaluación indicadores de calidad de consenso internacional, avalados por la OEA y la OPS. Al día de hoy, el organismo nacional ya certificó 90% de los centros bajo convenio, ubicados en todo el país.