-

Un femicida y un violador se escaparon de una cárcel en Chubut y cayeron por pedir un vaso de agua

19 de junio de 2019

Los dos presos se fugaron de la Comisaría de Sarmiento, donde compartían celda, y fueron detenidos cuando escapaban por el campo rumbo al Bosque Petrificado.

Dos presos se escaparon durante la madrugada del martes de una comisaría de la provincia de Chubut, pero fueron capturados rápidamente tras ser reconocidos por un puestero, al que le pidieron un vaso de agua y un caballo en plena fuga.

Se trata de Samuel Alcalá, quien enfrenta cargos por asesinar a su mujer de 17 puñaladas, y de David Emanuel Fernández, por abusar sexualmente de su hermana. Los dos eran compañeros de celda mientras esperaban ser sometidos a juicio cuando, en medio de la noche, vieron su oportunidad de escapar. Se fueron por la puerta trasera de la seccional.

Según publicó el diario El Patagónico, la policía logró recapturarlos este martes cerca de las 18, cuando corrían por el campo con dirección al Bosque Petrificado. Un puestero había advertido sobre la presencia de los prófugos después de que interrumpieran la huida para pedirle un vaso de agua y un caballo.

Presos detenidos
Los prófugos fueron recapturados cuando corrían a campo traviesa rumbo al Bosque Petrificado
Los prófugos fueron recapturados cuando corrían a campo traviesa rumbo al Bosque Petrificado

El hombre los reconoció por una foto que se había difundido en los medios y llamó a las autoridades. Al momento de ser interceptados por los agentes, Alcalá corría con botas de goma como podía y Fernández lo hacía con unos pesados zapatos de seguridad.

El jefe de la Unidad Regional, Ricardo Cerdá informó que se abrió un sumario interno para investigar las responsabilidades de los policías que se encontraban a cargo de los presos cuando ocurrió la fuga. En principio, se pasó a disponibilidad a los dos jefes de la seccional pero podría haber más efectivos apartados en las próximas horas.

"Estamos trabajando con la situación administrativa de cinco efectivos. Por ahora hay una resolución para una preventiva. Los fugitivos estaban alojados en el sector de visita. Se abrirá un proceso de investigación interno porque no fue violentada la puerta", confirmó a Argentar Noticias.

Las causas


Samuel Alcalá, de 33 años, está imputado como presunto autor del delito de femicidio de su pareja, Lorena Piedras, y de tentativa de femicidio, contra la hija de la mujer. Cumple prisión preventiva desde el 12 de mayo.

Mientras que, Emmanuel Fernández, de 19 años fue detenido el 28 de marzo, acusado por el presunto abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido por un hermano, en calidad de autor.

Temas