Un tribunal alivió la condena de dos ladrones porque eran desempleados y adictos

21 de junio de 2019

Los acusados habían sido detenidos cuando intentaban robar un auto. En un juicio abreviado, la condena valoró que eran adictos a la pasta base y que no tenían estudios ni trabajo.

Un tribunal oral valoró la desocupación, la adicción a las drogas y que uno de los acusados padece Sida y sífilis, para homologar una condena en juicio abreviado a dos hombres por un intento de robo.

Según el sitio Justicia de Primera, los acusados, Gabriel Alejandro Vallejos y José Davies, fueron detenidos el 28 de abril pasado cuando intentaban robar de un auto, un cricket y un bolso que contenía un matafuego, un juego de balizas y una llave saca tuercas. Para ello rompieron la ventanilla trasera de un Renault Twingo estacionado en la calle Hortiguera 1999.

En un juicio abreviado, los acusados admitieron la existencia del hecho ilícito y su participación, por lo que en el acuerdo el fiscal consideró apropiado imponer a Vallejos la pena de un mes y 20 días de efectivo cumplimiento, más la declaración de reincidencia por una condena anterior. Mientras que para Davies se acordó la misma pena pero en suspenso. Ambos por “robo simple en tentativa”.

En el caso de Davies, el juez del Tribunal Oral Criminal y Correccional Enrique Gamboa valoró que “es adicto a la pasta base, tiene 10 hermanos, inició sus actividades laborales a los 13 años, a los 16 se fue del hogar, se encuentra en situación de calle hace más de 10 años, es cartonero y gana $300 por día, no trabajó en el último mes y posee estudios primarios incompletos”.

En el caso de Vallejos, el juez tomó en cuenta que “posee estudios secundarios incompletos, también se encuentra desocupado y en situación de calle, no trabajó en el último mes y padece HIV, sifilis, tuberculosis y hepatitis”.

El tribunal homologó lo decidido en juicio abreviado, luego de que el fiscal general y la defensora pública oficial, acordaron las penas a imponer y su manera de ejecución.

Según surge del fallo, uno de los acusados fue obligado a cumplir efectivamente el mes y los 20 días porque tiene una condena firme anterior. Mientras que el otro, si bien también tiene una condena, la misma no tiene firmeza.

A pesar de estar desocupados, los condenados deberán cargar con los gastos del juicio, de acuerdo a lo dispuesto por el tribunal.

Temas