Crimen de Colegiales: el sospechoso alegará "exceso de consumo"

24 de junio de 2019

Raúl Devias presentará un escrito como ampliación de indagatoria en la que explicará que no se trató de un homicidio. Está acusado por la muerte de Lourdes Frixione.

La defensa del hombre detenido en el barrio porteño de Colegiales por la muerte de su ex pareja María Lourdes Arangio Frixione, de 32 años, y por haber dejado el cadáver envuelto en frazadas en la calle, a metros de su casa, presentará este lunes un escrito como ampliación de indagatoria en la que explicará que no se trató de un homicidio sino de un “exceso de consumo” y planteará que mover un cuerpo no es delito, informó el abogado del imputado.

Raúl Antonio Devias, conocido como "El Gitano", tiene 50 años y antecedentes penales menores en causas en las que no se llegó a condena. Ni siquiera se había escapado. Fue detenido en su vivienda.

María Lourdes Arangio Frixione
María Lourdes Arangio tenía 32 años.
María Lourdes Arangio tenía 32 años.

Los vecinos de esa zona señalaron a una casa con el frente colorado como un lugar de comercialización minorista de estupefacientes. En principio, el propio sospechoso es consumidor de drogas.

El consumo excesivo de drogas aparece entonces como un posible desencadenante de la situación que llevó a la muerte de Aragio. Allegados y familiares de esa mujer habrían señalado que también era consumidora habitual de sustancias psicoactivas. Una sobredosis sería la posible explicación del mortal edema pulmonar.

Sin embargo, el caso tiene sus complicaciones,que llevaron a las autoridades judiciales a colocar una carátula de femicidio, crimen que tiene una expectativa de pena de prisión perpetua.

Raúl Devias
El detenido fue acusado de femicidio, pero todavía no se estableció la mecánica del crimen
El detenido fue acusado de femicidio, pero todavía no se estableció la mecánica del crimen

Los investigadores consiguieron una prueba determinante que fue la cámara de seguridad de un edificio vecino, que grabó la secuencia del descarte del cuerpo. A través de las imágenes, pudo determinarse que para arrastrar el cuerpo hasta ese lugar solo intervino una persona.

El cuerpo de Arangio no presentaba signos de haber sido víctima de disparos, golpes o cortes y la causa de muerte no pudo ser determinada por el estado de descomposición. Sin embargo, fue trasladado a la morgue judicial porteña para que se lleve adelante la autopsia, donde los médicos forenses determinarán con certeza las causales y la data de la muerte.

Según los peritos, la joven tenía una bolsa cubriéndole el rostro pero se la pusieron para terminar de esconder el cuerpo, no para asfixiarla.

Temas