-

Este año se renueva el Congreso: ¿qué pone en juego cada fuerza política en las elecciones?

29 de junio de 2019

En octubre próximo se define el Congreso con el que deberá gobernar el próximo Presidente de la Argentina. Una fuerte polarización, sin una tercera fuerza de peso, amenaza con paralizar la actividad parlamentaria.

El próximo 27 de octubre además de definirse el nombre de quien ocupará la Casa Rosada hasta 2023 (o bien de los dos candidatos que disuptarán el balotaje) se conocerá la composición parlamentaria con la que gobernará los dos primeros años de su mandato quien resulte electo Presidente en las urnas.

Como cada dos años se renueva la mitad de la Cámara de Diputados (130 bancas) y un tercio de la de Senadores (24 bancas). Este año los distritos que eligen representantes a la Cámara Alta, con mandatos de 6 años, son Ciudad de Buenos Aires, Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

De las 24 bancas que están en juego en el Senado 8 pertenecen a Argentina Federal, 4 a Cambiemos, 3 a Unidad Ciudadana, 2 para Movimiento Popular Neuquén, mientras que el Frente Popular del Santiagueño Gerardo Montenegro y Myriam Boyadjian, del Movimiento Popular Fueguino, también terminan sus mandatos.

Sin embargo además sus 4 bancas, el macrismo pone en juego otras dos que sumó en las últimas semanas con los reacomodamientos políticos que generaron las negociaciones de último momento en el armado de listas de cara a las PASO del próximo 11 de agosto. Son las del ahora compañero de fórmula de Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto, y la de Lucila Crexell que abandonó el Movimiento Popular Neuquino para sumarse al nuevo bloque de Pichetto.

Así el oficialismo pone en juego 6 bancas de las 29 (el 20,6%) que posee en la Cámara Alta a partir de los movimientos de las últimas semanas.

Los 19 senadores del ex bloque de Pichetto acompañan las candidaturas del Frente de Todos por lo que sumados a los 9 senadores kirchneristas que tienen ese espacio en la actualidad conformarían un bloque de 28 bancas. De entre ellas pondrán en juego 10 escaños en octubre próximo, el 34,4%, además de la de Fernando "Pino" Solanas, hoy también candidato en el Frente de Todos.

En Diputados se renuevan 130 de las 257 bancas del cuerpo.

El oficialismo renueva 46 de las 107 bancas que posee, casi la mitad de los escaños que posee en la actualidad (un 43%) mientras que la bancada de Unidad Ciudadana-Frente Para la Victoria pone en juego 39 de 65 (60%).

El Frente Renovador por su parte pone en juego 12 de sus 16 bancas, el 75%.

Argentina Federal, por su parte, pone en juego 16 de sus 34 escaños (47%). Mientras que Red por Argentina, el espacio conformado por una parte del Frente Renovador junto a diputados como Victoria Donda y Leonardo Grosso pone en juego 8 de sus 10 bancas, es decir el 80%.

En escenario político muy polarizado el foco de atención a nivel legislativo estará puesto principalmente en el corte de boleta y en la posibilidades de que de Consenso Federal 2030 que lleva a Roberto Lavagna como candidato a presidente y el FIT logren sumar legisladores. De no ser así es de esperar que la polarización se traslade a Diputados sin una tercera fuerza de peso que oficie de árbitro como hizo en los últimos años el massismo. Un escenario tal podría virtualmente paralizar el Congreso.