-

Revelaron detalles de los castigos y el maltrato se sufría Diego Román

16 de julio de 2019

El nene de 12 años fue hallado asesinado con notorios signos de castigo físico y una de sus hermanas hizo fuertes declaraciones en cámara Gesell.

El asesinato de Diego Román, el nene de 12 años que fue hallado torturado, mutilado y con unas 30 heridas de arma blanca en su cuerpo sigue generando nuevos episodios de escándalo. Ahora se conoció la declaración de una hermana de la víctima en cámara Gesell, a partir de la cual se conocieron maltratos y torturas por parte del padre y la madrastra.

Embed

La chica de 14 años declaró ante la Fiscalía Regional I-Santa Fe, a cargo de la doctora Ana Laura Gioria. Allí describió la rutina de violencia, castigos y temor que sufrían en la casa donde vivía la familia, en la ciudad de Recreo.

"A Dieguito, la madrastra lo bañaba con agua fría en pleno invierno y papá lo llegó a castigar con un cinto de cuero. Casi lo mata. Lo salvó nuestro hermano de 16 años", contó según el abogado de la mamá de la víctima, Dionisio Ayala, a C5N.

Luego agregó que "la pequeña describió la violencia psíquica y física provocada no solamente por el padre sino también por la madrastra contra ella y sus hermanitos. Ha comentado cosas muy fuertes".

"La madrastra lo bañaba con agua fría en pleno invierno y papá lo llegó a castigar con un cinto de cuero. Casi lo mata"

Por su parte, la mamá de Diego, María Luján, acusó a su ex como autor del crimen desde el primer momento. También dijo que desde hace años el hombre impide que ve a sus hijos y que ella sólo podía estar en contacto con Dieguito cuando lo iba a ver jugar al fútbol en un club barrial.

"Cuando estaban jugando al fútbol, Dieguito dijo en voz alta 'ahí viene mi madrastra' y salió corriendo"

"Los culpables tienen que pagar por lo que le hicieron a mi Dieguito. Que el padre pague, él es tan culpable como la madrastra", declaró.

"La pequeña describió la violencia psíquica y física provocada no solamente por el padre sino también por la madrastra contra ella y sus hermanitos"

Mientras tanto, Ayala aseguró que la fiscal prepara otras cinco declaraciones de menores de edad en cámara Gesell, entre ellas la del hermano de 16 años que habría defendido a Diego ante los ataques con un cinturón por parte del padre.

El letrado también dijo que la última vez que se lo vio a la víctima fue el miércoles 3 de julio por la tarde en una canchita de fútbol del barrio: "Cuando estaban jugando al fútbol, Dieguito dijo en voz alta 'ahí viene mi madrastra' y salió corriendo".

A casi dos semanas del hallazgo, la fiscal aseguró: "Sabemos que queda la sensación de que al no haber detenciones no hay avances, pero no necesariamente tiene que haber una detención para que la investigación avance".

Temas