-

-

Detuvieron e incomunicaron a la mujer de un trabajador despedido de Fanazul por gritarle a Macri

21 de julio de 2019

"Queremos trabajar, se necesitan fuentes de trabajo, la gente se está muriendo de hambre", le dijo Fernanda Marsciano al presidente este viernes durante su visita a la localidad bonaerense de Azul. A las pocar horas fue liberada.

Fernanda Marsciano, esposa de uno de los trabajadores despedidos de Fabricaciones Militares de la ciudad de Azul (Fanazul), estuvo detenida e incomunicada por varias horas el día viernes por insultar al presidente Mauricio Macri por haberlos dejado sin trabajo.

Visita de Macri y Vidal FanAzul.mp4

Marsciano se acercó a Macri, quien visitaba el Hospital de Niños de la localidad bonaerense, y le dijo: "Nos dejaste sin trabajo, sos un hijo de puta. Queremos trabajar, necesitamos fuentes de trabajo". En ese momento la policía del lugar la detuvo pese a que la mujer nunca intentó cruzar las vallas.

"Quiso volcar su angustia en un grito, por tener a su marido sin trabajo, solo quiso decirle eso, no hubo ningún otro tipo de intención", sostuvo la abogada Marina Pardo Ruíz a Radio Azul y agregó que "como todo ciudadano que la está pasando mal y poder decir lo que le pasa. Gritó lo que sentía y por lo visto está mal."

fanazul ate gobernacion
<p>Reclamo por Fanazul - Crédito: @ateprensa</p>

Reclamo por Fanazul - Crédito: @ateprensa

En tanto, la secretaria general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Vanina Zurita dijo que “es una actitud absolutamente provocativa del Gobierno nacional, provincial y local, que vienen a esta ciudad después de cerrar Fanazul y dejar a 200 familias sin trabajo. Encima detienen a Fernanda ante su desesperación”.

Fanazul, con 70 años de historia, fue cerrada por disposición del Gobierno nacional, mediante el Ministerio de Defensa que intervino Fabricaciones Militares. Un total de 220 trabajadores que quedaron en la calle.

El juez correccional Aníbal Álvarez deberá decidir en los próximo si la absuelve o avanza con la investigación por un posible delito por los agravios ante la visita oficial. Según el artículo 74 de la ley N° 8031 podría ser recibir una multa de “entre el 30 y 40 por ciento del haber mensual del Agente de Seguridad de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y/o arresto de dos a treinta 30 días”.

Temas