Crimen del pizzero: creen que los delincuentes habían robado un auto antes de llegar al comercio

22 de julio de 2019

Adrián Albanese no se resistió y entregó todo, pero no pudo sacarse la alianza. Los ladrones le dispararon una sola vez en la cabeza y murió casi en el acto.

En tanto, Verónica, la esposa de Albanese, aseguró que de acuerdo a los comentarios que recibió por parte de vecinos y de la policía, los delincuentes que mataron a su marido habían cometido otros asaltos antes de ingresar a la pizzería y cuestionó que el Centro de Monitoreo que controla las cámaras de seguridad de la zona no haya advertido la secuencia delictiva.

Adrián Albanese
Adrián Albanese tenía 40 años
Adrián Albanese tenía 40 años

"Aparentemente, los ladrones venían robando en otros comercios de la zona antes de llegar a la pizzería. Lo que yo no entiendo es cómo el centro de monitoreo no vio nada para prevenir lo que pasó después", dijo entre lágrimas la mujer de Albanese en declaraciones televisivas.

La sospecha de los pesquisas es que los ladrones habían cometido un raid delictivo que incluye el robo a un automovilista antes de llegar a la pizzería "Don Albanese", ubicada en la esquina de avenida Adolfo Alsina y Peña, en Banfield, partido de Lomas de Zamora, en la zona sur del Gran Buenos Aires.

Allí llegaron al menos tres delincuentes a cara descubierta y vestidos con gorras y camperas, que amenazaron a todos los presentes, entre ellos el dueño del local, Adrián Albanese.

"Estaban en el final del día juntando la recuadación. Había empleados, repartidores y hasta algunos clientes. En ese momento, entraron 3 personas a cara descubierta que le exigieron la entrega de dinero y todo lo que tenían", relató Verónica.

albanese.jpg

Según la mujer, su marido no se resistió y entregó todo el dinero, pero los delincuentes le pidieron la alianza y él no se la pudo sacar, por lo que le dispararon y lo asesinaron.

"Lo mataron porque no se pudo sacar la alianza. Quiero que encuentren a la persona que hizo esto, que dejó a un bebé de cuatro meses sin su papá", dijo esta mañana la mujer.

Según su relato, los delincuentes llegaron al lugar a bordo de un Ford Ka de color blanco y huyeron tras concretar el crimen, y los vecinos lograron anotar la patente del vehículo, el cual aún no fue hallado.

Los investigadores ya lograron determinar que ese Ford Ka había sido robado momentos antes del crimen del pizzero en la zona.

Ante esa situación, los pesquisas que trabajan bajo las órdenes del fiscal Carlos Baccini, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, se aprestaban a realizar algunos procedimientos en busca de los sospechosos.

Temas