La anestesista que atendió a Débora Pérez Volpin "aplicó el ABC de la reanimación"

23 de julio de 2019

La defensa de Nélida Puente aportó dos especialistas para que analizaran la labor de la médica en el momento crucial de la endoscopía en la que murió la periodista.

Dos peritos intentaron este martes despegar a la anestesista Nélida Puente, acusada junto al endoscopista Diego Bialolenkier de la muerte de la periodista Debora Perez Volpin. Ayer los integrantes del cuerpo médico forense afirmaron que se trató de una “muerte violenta”.

"Se trataba de una emergencia y se hizo todo lo que está guiado por los procedimientos. Las maniobras de Puente lograron restablecer en parte la saturación del oxígeno", afirmó Carlos Salgueiro, uno de los dos especialistas que declararon en la segunda jornada del juicio por la muerte de la periodista y diputada electa.

Un día después de que los médicos forenses determinaran que Pérez Volpin sufrió una "muerte violenta", Salgueiro afirmó que "en una situación de emergencia no da tiempo a pensar. Se actúa en forma rápida con el procedimiento que se conoce".

"Yo también hubiera intentado por todos los medios de recuperar la vía aérea hasta que llegaran los cardiólogos y terapistas", confirmó el especialista, quien reconoció que "hubiera elegido la acción de ventilar" pero que "el colapso no se dio por el aire que intentaba dar la doctora Puente".

"(Puente) aplicó el ABC de la reanimación. La otra opción era no hacer nada y ver cómo se mejoraba la desaturación", convino.

El segundo especialista aportado por la defensa de Puente, Claudio Sabino, afirmó que las maniobras de la anestesista "fueron correctas" y que "hubo factores que no pudieron ser evitados".

"La distribución del aire fue crucial", remarcó el especialista.

Temas