Quilmes: murió una mujer de 60 años durante una operación y denuncian mala praxis

26 de julio de 2019

Tenían que hacerle una laparoscopía por cálculos en la vesícula pero le perforaron el intestino y murió. Un nuevo caso de mala praxis.

Una mujer de 60 años murió luego de haber sido intervenida por unos cálculos en la vesícula. A la mujer le perforaron el intestino durante la intervención y sin detectarlo en ese momento, o tratar de esconderlo, le dieron el alta a los pocos días.

Dos días después, el martes por la mañana la mujer volvió por dolores y fue nuevamente intervenida. En ese momento le dijeron a los familiares que la mujer había sufrido una perforación en el intestino y que ya estaban tratando la infección. Sin embargo, a las pocas horas su cuadro empeoró y finalmente murió.

La víctima se llamaba María Ester Providenza y tenía una cirugía programada para el miércoles pasado en la Clínica del Niño y la Familia de San Francisco Solano.

La denuncia la hizo el hermano de la víctima Jorge Providenza, quien pide explicaciones por la muerte de su hermana. "Cómo puede ser que le dieron el alta si le perforaron el intestino. No se lo perforó en la casa, fue durante esa intervención. No la cuidaron y es una cirugía que deben hacer a diario", dijo Jorge en declaraciones a C5N.

La Jefatura Departamental de Quilmes informó que la causa está caratulada como “homicidio culposo”. Interviene en la causa la UFI Nº 9 departamental, que dispuso actuaciones de rigor, y el cadáver de la mujer fue alojado en la Morgue Judicial para realizarle la respectiva autopsia.

El caso de María Ester Providenza es el segundo caso de mala praxis que se registra en Quilmes. Esta semana se conoció el caso de una mujer a la que le amputaron una pierna por error.

Temas