-

-

La ministra de la Mujer de Bolsonaro dijo que a las pobres las violan porque no usan bombacha

27 de julio de 2019

Se refirió al alto índice de abusos sexuales a menores en las Islas del Archipiélago de Tapajós. Sostiene que las nenas de esa región son entregadas por alimento o combustible.

La ministra brasileña de la Mujer, la pastora evangélica Damares Alves, afirmó que las niñas de una región de la Amazonia son víctimas de abuso sexual debido a que no acostumbran a llevar ropa interior. "Especialistas nos dijeron que las niñas de allá son violadas porque no tienen calzones, las niñas no usan calzones porque son pobres", señaló Alves.

La funcionaria se refería al alto índice de abusos sexuales a menores en las Islas del Archipiélago de Tapajós, en el estado amazónico de Pará, una de las regiones con más alto porcentaje de población indígena de Brasil.

La titular de la cartera de la Familia, Mujer y Derechos Humanos hizo estas polémicas declaraciones mientras presentaba en Brasilia el programa "Abrace a Tapajos" con una serie de iniciativas para -paradójicamente- mitigar la violencia sexual.

Sostuvo que "vamos a atacar el delito concientizando" a la población y también estimulando la instalación de fábricas y empresas que vendan "esas prendas (calzones)" para divulgar su uso. Y contó que en Tapajós es habitual que "las niñas sean entregadas a cambio de alimentos o por gasoil para abastecer sus embarcaciones". Damares Alves anunció que el gobierno va a estimular la creación de microemprendimientos para aumentar la "renta de las familias".

Al frente de una de las carteras más delicadas del profundamente conservador gobierno de Bolsonaro, Alves es una de las dos únicas mujeres del nuevo gabinete de 22 ministros, donde siete de ellos son militares. No bien asumió, Alves se transformó en una de las piezas más polémicas del gabinete al festejar públicamente el inicio de una "nueva era" en Brasil, en la que "niño viste de azul y niña de rosa".

Temas