El endoscopista que intervino a Débora Pérez Volpin lloró y dijo que todavía no puede dormir

29 de julio de 2019

Diego Bialolenkier, imputado por el homicidio culposo por la muerte de la periodista, se presentó a declarar este lunes en los Tribunales por primera vez y aseguró que el "endoscopio es inofensivo".

En su primera aparición pública, Diego Bialolenkier, el endoscopista que intervino a Débora Pérez Volpin lloró y dijo que todavía no puede dormir. Fue imputado por el homicidio culposo y se presentó este lunes para contar su versión de los hechos frente al juez, la fiscal, la familia de la víctima y su colega anestesióloga Nelida Puente.

DIEGO BIALOLENKIER medico debora perez volpin
DIEGO BIALOLENKIER
DIEGO BIALOLENKIER

Explicó entre llantos que fue un antes y un después en su vida profesional y que aún hoy sigue sin trabajo. También afirmó que jamás se le ocurriría hacerle algo malo a un paciente y que fue formado con la misión de curar .

"Quiero demostrar que el endoscopio es totalmente inofensivo", afirmó y dijo que hará una presentación para demostrarlo.

Tal como habían adelantado su abogado Bialolenkier sostiene que no hay forma de que el endoscopio haya producido la lesión mortal del esófago.

Temas