-

Donald Trump pidió por la pena de muerte tras los tiroteos en Estados Unidos

05 de agosto de 2019

El Presidente estadounidense se mostró "indignado y asqueado" luego de las masacres ocurridas este fin de semana y por las que fallecieron 29 personas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se mostró "indignado y asqueado" por las matanzas de este fin de semana en Texas y Ohio, y aseguró que los condenados por crímenes de odio deberían sufrir ejecuciones "rápidas".

En una declaración pública que hizo en la Casa Blanca, el mandatario urgió además al país a condenar con "una sola voz el racismo, el fanatismo y el supremacismo blanco", en referencia al ataque en El Paso, Texas, antes del cual el presunto autor publicó un manifiesto contra los inmigrantes y los hispanos.

"Los que aprietan el gatillo son el odio y la enfermedad mental", abundó el líder republicano en su declaración.

"El odio no debe tener lugar en Estados Unidos", reiteró, y añadió que ordenó al departamento de Justicia que ponga a punto una legislación que prevea la pena de muerte para los crímenes de odio y las masacres masivas.

El primero de los tiroteos tuvo lugar el sábado, cuando un joven de 21 años identificado como Patrick Crusius abrió fuego de forma indiscriminada en un centro comercial de El Paso y asesinó a 20 personas.

Las autoridades sospechan que actuó por motivos raciales y tratan el caso como terrorismo.

Unas 13 horas después, otro joven armado, Connor Betts, de 24 años, mató a nueve personas en el centro de Dayton, en Ohio, antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad.

La Policía declinó especular ante los medios sobre los motivos de Betts, aunque reconoció que tenía un pasado conflictivo y había amenazado a compañeros de instituto.

Embed

Previo a su presentación en la Casa Blanca, en un tuit Trump había dicho que republicanos y demócratas deben unirse y preparar un plan para reforzar los controles sobre quien compra armas, vinculando este tema con la reforma sobre la inmigración.

Además había atacado a los medios, diciendo que "las fake news contribuyeron enormemente a alimentar una rabia y una cólera que subieron en el curso de muchos años".