Detuvieron a los delincuentes que asaltaron al hijo de Jorge Guinzburg: así lo marcaron

09 de agosto de 2019

Ian fue sorprendido cuando iba en su auto el 13 de marzo. Le arrebataron una mochila con dinero. Los delincuentes fueron detenidos en las últimas horas en operativos en Parque Avellaneda y Villa Domínico.

La Policía de la Ciudad desbarató a una banda de delincuentes que entre otros hechos participaron del asalto a Ian Guinzburg, el hijo del reconocido periodista y conductor, Jorge Guinzburg, en marzo de este año.

El actor de 29 años fue sorprendido el martes 13 de marzo por tres ladrones que lo interceptaron cuando volvía a su casa en el cruce de las calles Enrique Martínez y Palpa, en Colegiales.

Embed


El robo fue fugaz. Los delincuentes rompieron en simultáneo los vidrios delanteros y trasero derecho del auto en el que viajaba el joven actor de 29 años y se llevaron una mochila de color negra. En su interior, Guinzburg guardaba una suma cercana a los ocho mil dólares.

Según la información policial, la banda se dedicaba al robo del tipo salidera y tenía un entramado complejo y aceitado donde seguían a las victimas un largo camino hasta el lugar indicado para el robo.

Durante los allanamientos, la policía detuvo a cuatro integrantes de la organización delicuencial y les secuestraron armas, dinero, las motos con las que se realizó el robo y material importante para la causa.

Según las pesquisas de los investigadores, una persona era la encargada marcar al objetivo, seguirlo y tenerlo siempre a tiro. Lo esperaban a la salida del banco o de la oficina en donde se retiraba el dinero y lo comenzaban a seguir. Para eso utilizaban un taxi manejado por un cómplice para no despertar sospechas.

En el momento en el que el “cerebro” de la banda lo indicaba, un delincuente bajaba de un auto particular o del mismo taxi cometía el ilícito y huía en una moto que estaba esperando en el lugar.

Detienen delincuentes robo hijo Jorge Guinzburg

De esta forma la victima nunca se daba cuenta que la estaban siguiendo ya que iban en autos particulares, en un taxi y en varias motos.

Esta operatoria pudo ser identificada gracias al trabajo conjunto entre los investigadores de Robos y Hurtos, el personal del Centro de Monitoreo Urbano y del Anillo Digital que al reconstruir el recorrido del auto de la víctima se pudo ir identificando a los distintos autores y el “modus operandi” de la misma.

Entre los detenidos están quien maneja la moto en la que fuga el delincuente, que tenía un pedido de captura en la Provincia de Buenos Aires por otra causa.

Una mujer que es la encargada de la logística de la banda, es decir aporta los vehículos en los cuales se movían los delincuentes.

El “cerebro” de la banda de nacionalidad colombiana ya que no solo elige la victima sino el lugar en donde tras un exhaustivo seguimiento se realizaba el atraco

Y el chofer, de origen boliviano, que manejando un taxi lleva a la “marcadora” es decir la mujer que señala las víctimas y es también quien lleva al delincuente que en el lugar indicado baja del taxi, comete el ilícito y huye en la moto.

El primer operativo se realizó en la calle Medina al 600 en Parque Avellaneda donde se procedió a la detención de un hombre de nacionalidad boliviana. En el mismo lugar incautaron un taxi, una Renault Kangoo con patente apócrifa, celulares, computadoras, dinero en efectivo, una máquina de contar billetes y un DVR.

Por otro lado se allanó una vivienda de la calle Crisólogo Larralde al 4600 en Villa Domínico donde se detuvo a un hombre de nacionalidad colombiana y a una mujer argentina. Además se secuestraron una motocicleta, 2.300 dólares, seis celulares, una notebook, una cámara fotográfica y un GPS.

En tanto, otra mujer fue notificada para declarar en la causa y en su vivienda en el barrio de Villa Devoto, en la calle Habana al 4800, se incautaron ocho teléfonos celulares, un arma calibre 22 con cargador y municiones, con documentación de la misma vencida y a nombre de la propietaria del inmueble.

En un operativo en una estación de servicio en Villa Domínico se secuestró un vehículo marca Ford, mientras que en Avellaneda, en un estacionamiento, se secuestró un celular perteneciente a un sereno, un handy, dos notebooks, un casco de moto, un maletín negro con documentación de interés para la causa, una CPU y un pendrive.

Por último, un cuarto delincuente fue detenido cuando se dirigía a lo de su abogado con quien planeaba presentar un habeas corpus, tras enterarse de las detenciones de sus compañeros de banda.

Las investigaciones continúan sobre tres personas más que conformarían la organización delictiva.

Temas