-

Las evasivas del FMI en la reunión con Alberto Fernández: el editorial de Julián Guarino en "Recalculando"

26 de agosto de 2019

Se viven horas decisivas tras el encuentro entre los referentes del organismo y el equipo económico del candidato del Frente de Todos.

“Son horas decisivas en Argentina a partir del encuentro entre referentes de FMIy del equipo económico del Frente de Todos que incluyó a Alberto Fernández”, advirtió el economista Julián Guarino en la apertura de “Recalculando”, por C5N, y apuntó a cierto corrimiento del organismo respecto a la responsabilidad que le cabe por la crisis en el país.

Editorial Guarino Recalculando 26-08

De acuerdo con lo que explicaron fuentes cercanas a la reunión al periodista, los referentes del Frente de Todos “se vieron sorprendidos por la posición que tomó el FMI respecto a la Argentina y daría la impresión de que el organismo no se siente cómodo negociando o renegociando el desembolso de 5400 millones de dólares”.

De este modo, el Fondo “buscaría una contraparte para renegociar” y habrían dado a entender que el Gobierno sufre un vacío de poder y se hizo el planteo indirecto de que se adelanten las elecciones “para tratar de encausar esa negociación con quien no tiene el poder en términos institucionales, no ha pasado las elecciones generales y el traspaso de poder tiene que darse el 10 de diciembre”.

Del otro lado, el candidato a presidente Alberto Fernández le recordó a Roberto Cardarelli y su equipo que ellos no podían hacerse cargo por esa situación ni negociar el desembolso.

Guarino agregó que el FMI dijo que le preocupa la inflación, el escenario económico y financiero de Argentina, “como si el resultado de ese escenario no fuera la aplicación a rajatabla de las políticas que recomendaba el Fondo”.

“Llegaron a insinuar que no propusieron el plan económico, sino que es responsabilidad del gobierno”, expuso y agregó: “Para mí lo que ha pasado es que los referentes del Frente de Todos se encontraron con funcionarios del FMI que dijeron estar haciendo una evaluación de rutina, pero que en rigor se encontraron con un FMI que termina evaluando en qué momento y bajo qué oportunidad va hacer ese desembolso y que no está como en renegociar esas pautas con el gobierno del presidente Macri”.

En ese sentido habló de “un FMI que no está por asumir una responsabilidad que le corresponde, que es llevar a buen puerto la gestión económica-financiera y hasta política hasta que se haga el traspaso el 10 de diciembre”.

Y advirtió que “el propio Fondo advierte en el acuerdo que hace el desembolso si comprueba que el gobierno aplica los objetivos que trazó el FMI y si efectivamente está funcionando”.

Temas