-

-

-

-

"Un oscuro día de justicia", cuando la sociedad está sola: el editorial de Julián Guarino en "Recalculando"

05 de septiembre de 2019

El economista y periodista Julián Guarino tomó el notable cuento de Rodolfo Walsh para analizar la jornada de lucha social de este jueves.

Julián Guarino eligió el cuento “Un oscuro día de justicia”, de Rodolfo Walsh, para analizar la jornada de protesta social de este miércoles en su habitual editorial de “Recalculando”, por C5N.

editorial guarino 5-09

Se trata de una de las historias en un colegio de pupilos irlandeses. En este caso, cuanta los abusos de poder del celador Gielty y de cómo el pequeño Malcom le pide ayuda a su tío Malcom. Pronto las esperanzas de los alumnos se depositan en este adulto que enfrenta y comienza a darle una paliza al cura, pero en un momento de distracción el villano termina por ganar la pelea.

“Ese fue el instante preciso en que se terminó la felicidad, dice Walsh”, relató Guarino y advirtió que “fue el pueblo (los alumnos) el que se dio cuenta que estaba solo y que tenía que pelear por sí mismo y que de sus propias entrañas debía sacar los medios y la fuerza para imponer justicia”.

Luego se refirió a “un escenario contradictorio” en el que el país está “hace muchos años en un oscuro día, no termina de anochecer”, con una pobreza creciente “pero quienes debían ser el tío Malcom de los que sufren” no remedian la situación.

En ese sentido, el economista y periodista apuntó a “funcionarios como Pablo Avelluto que dice que el hambre es un slogan de campaña” y también al presidente Mauricio Macri, quien “nuevamente se atreve a negar un proceso electoral en el que la gente se manifiesta en contra de este sistema económico o el candidato a vicepresidente (Miguel Ángel Pichetto), que dice que quienes se manifestaron ayer son vagos que no quieren trabajar y que el endeudamiento es responsabilidad de esas personas”.

“Ayer fue un día muy importante: los resortes de la sociedad funcionaron a pleno”, evaluó Guarino en función de la jornada de lucha de agrupaciones sociales que recibieron el apoyo de legisladores opositores que “formularon su propio pedido”.

Al respecto, definió: “Es el momento en donde reverbera el sonido de las trompadas del cura Gelty al tío Malcom, es el pueblo el que aprendió que tiene que valerse por sí mismo, que está solo, pero sobre todas las cosas que tiene que sacar de sus entrañas los medios, el silencio, la astucia, pero sobre todo la fuerza para que la justicia llegue alguna vez”.

Temas