Denuncian que el intendente de Las Flores mandó a destruir maquinaria muncipal: apuntan a un concejal de Cambiemos

14 de septiembre de 2019

A meses de dejar el poder en la localidad bonaerense, maquinaria que estaba operativa hasta 2015 ahora sólo es chatarra abandonada en el predio de un antiguo frigorífico.

Los vecinos de la localidad bonaerense de Las Flores denunciaron que, a meses de dejar de dejar el poder, la gestión del intendente Ramón Canosa está desguazando y destrozando costosa maquinaria municipal que permanece abandonada desde 2015 en el predio donde se ubicaba el antiguo frigorífico de la ciudad.

Según las imágenes que fueron enviadas al medio Todo Provincial, entre la maquinaria que está siendo desguazada y abandonada destacan dos motoniveladoras, palas cargadoras, un camión, camionetas y combis. Todas estas herramientas estuvieron operativas hasta 2015. Tres años después, son sólo chatarra.

Embed

Por el manejo irregular de la maquinaria municipal, las principales sospechas apuntan al primer concejal de Cambiemos, José Garrido, quien ocupó la presidencia del cuerpo legislativo hasta 2017 y suplantó al intendente Canosa en forma interina en varias oportunidades. Además, figura como “inversor” en el Parque Industrial de Monte; allí administra una planta de hormigonado que presta servicios para la Municipalidad.

En las elecciones PASO, la fórmula del Frente de Todos encabezada por Alberto Gelené dejó a Las Flores al borde de un cambio de mando en la intendencia. Ante este panorama, las sospechas apuntan a que la actual gestión pretende, con la destrucción de la maquinaria, borrar rastros de un movimiento irregular de costosos repuestos.

“Para un municipio chico como Las Flores es un patrimonio importante. A pesar de ser maquinaria vieja son muy costosas”, aseguró el concejal del Frente de Todos Ricardo Lapadula al medio Todo Provincial. “Vamos a presentar un proyecto pidiendo una reunión con los responsables de las maquinarias para que expliquen porque están destruyendo patrimonio municipal. Son máquinas viejas que pretenden desguazar pero en estos casos se debe dar intervención a especialistas que indiquen qué se puede vender como maquinaria en desuso y qué es chatarra”, agregó.

“Hay algunas a las que les habían mandado a hacer el motor y ahora las están destruyendo, perdiendo gran parte de su valor. Esto es patrimonio municipal, debe seguirse un procedimiento que está establecido”, remarcó Lapadula a Todo Provincial.

Garrido se defendió de las sospechas y aseguró que no existió “ninguna incompatibilidad” en sus funciones como intendente interino de Las Flores y su rol de empresario prestador de servicios para la Municipalidad de Monte.

Temas