Exhumaron el cuerpo del hombre al que mataron tras confundirlo con un ladrón: encontraron la bala que lo mató

19 de septiembre de 2019

Jonatan Sagardoy fue asesinado cuando estaba sentado en su camioneta por un grupo de sus vecinos que lo tomaron como un delincuente.

Los investigadores del crimen de Jonatan Sagardoy, que fue asesinado por sus vecinos en Villa Ballester al ser confundido con un ladrón, exhumaron los restos del hombre para una nueva autopsia en la que descubrieron la bala que lo habría matado.

El proyectil tiene apariencia de ser calibre .32, el mismo tamaño de la bala que el cuñado de Sagardoy encontró de casualidad el 10 de septiembre en el baúl de la camioneta Peugeot Partnet donde el hombre fue baleado en la madrugada del 31 de agosto.

Una fuente de la investigación judicial confirmó que el lunes se realizará una pericia para determinar si hay identidad balística entre ambos proyectiles calibre 32 secuestrados en la causa.

"La idea es establecer si fueron disparadas por la misma arma, como presuponemos, o si hubo un segundo tirador", explicó la fuente.

En la madrugada del 31 de agosto Sagardoy y un amigo llegaron con la Partner a una vivienda ubicada en Montevideo y San Pedro, Villa Ballester, y apenas estacionaron se vieron rodeados por al menos ocho vehículos que los venían siguiendo.

El amigo de Sagardoy reveló que uno de los conductores se bajó de su vehículo y le disparó al hombre "sin mediar palabra".

Por el caso hay dos dos detenidos: Guillermo Nicolás Gómez, de 26 años, el supuesto autor material del homicidio, y Leandro Morales, de 29, que admitió que participó de la persecución de Sagardoy con su moto pero sin estar armado.

Sagardoy, de 39 años, estaba casado y era padre de una nena. Hacía una década que trabajaba en la sección de carpintería de una cadena de tiendas de materiales de construcción.

Temas