Una mujer tuvo que morderle los testículos a un camello para salvar su vida

24 de septiembre de 2019

El curioso hecho se dio cuando su perro se metió en un corral en el que estaba el dromedario. Al intentar sacarlo quedó aprisionada y apeló al último recurso para salvarse.

Una pareja se detuvo en un parador de camiones de la localidad de Grosse Tetem, en Luisana, Estados Unidos, cuando su perro se metió en un corral en el que descansaba un camello de un parque temático que funciona allí a modo de atracción.

Embed

El camello, llamado "Caspar", se vio sorprendido por la mujer, que intentó también entrar para rescatar a su perro, y se sentó literalmente sobre sus piernas para aprisionarla contra el piso.

Desesperada, la mujer no tuvo más que morder los testículos del dromedario para liberarse y tuvo éxito, ya que "Caspar" saltó ante la acción y finalmente nadie resultó herido, según informó el sitio Daily News.

Si bien la protagonista debió ser hospitalizada, no tuvo lesiones de gravedad, aunque sí fue citada a la Justicia para declarar por lo sucedido. Por su parte, las autoridades del lugar "defendieron" al camello y lo encontraron inocente, ya que el mismo se encontraba encerrado y en el lugar había carteles para alertar a los visitantes sobre su presencia.

Temas