-

Del llanto de una pérdida a la final: la historia de Pulga Rodríguez y Burián

27 de septiembre de 2019

El delantero tucumano y el arquero se fundieron en un abrazo que quedó grabado como uno de los momentos de la histórica semifinal.

Colón de Santa Fe le ganó a Atlético Mineiro por penales en Brasil y se clasificó a la final de la Copa Sudamericana, lo que también significó su primera participación en esa instancia de una copa internacional.

El partido no solo estuvo plagado de emoción por los hinchas del sabalero sino también por una conmovedora historia que acompañó a dos de los héroes del encuentro y cuyos protagonismos definirían la serie: Pulga Rodríguez y Leonardo Burián.

Colón perdía 2 a 0 cuando “el Pulga” marcó el descuento a diez minutos de que terminara el encuentro, dándole la chance al equipo de ir a penales. En esa instancia, Burián fue otro de los protagonistas del partido y atajó dos penales en la definición desde los doce pasos.

El abrazo entre el Pulga y Burián al finalizar el partido dijo más que mil palabras y la historia detrás de la foto emocionó a todo el mundo del fútbol.

Embed

El pasado 6 de agosto, el hermano de Burián murió en un accidente de tránsito en Melo, en el norte de Uruguay. En tanto, el padre del delantero falleció hace poco más de una semana, el pasado 15 de septiembre, tras luchas contra una larga enfermedad.

"No podía quedarme en mi casa a llorarlo"

“Son sentimientos encontrados, hace diez días estuve pasando por un mal momento como es la pérdida de un familiar, de mi viejo. Hoy estar disfrutando de esta forma es una alegría dentro de tanta tristeza. El viejo siempre quiso que hiciera esto”, expresó el Pulga al fanalizar el encuentro.

Y agregó: “Mi papá desde muy chico quería que jugara al fútbol en primera división y que tuviera logros en mi vida. No podía defraudarlo, no podía quedarme en mi casa a llorarlo. Siempre me recalcó que quería que juegue”.

Embed

Temas