-

-

Estiman que la pobreza trepó al 35% y hacia fin de año se acercará al 37%

Por: Rosalía Costantino
29 de septiembre de 2019

Este lunes el Indec dará a conocer la tasa de pobreza y, de acuerdo a las consultoras, habría hasta junio 16 millones de argentinos pobres, de los cuales unos 4 millones son indigentes.

En los primeros seis meses de 2019, al menos tres millones de argentinos habrían caído en la pobreza y cerca de un millón en la indigencia. A esa conclusión arribaron distintas consultoras, que estimaron en 35% la tasa de pobreza para el primer semestre de este año.

La cifra oficial la dará a conocer este lunes el Indec, pero en base a los datos comunicados la semana pasada por el organismo de estadística, los analistas privados calcularon una suba de cerca de 8 puntos porcentuales en el primer semestre de 2019 comparado con el mismo período de un año atrás.

Extrapolado a nivel país, habría hasta junio 16 millones de argentinos sin ingresos para satisfacer los servicios básicos, y de ellos unos 4 millones aún en peores condiciones porque su dinero no alcanza siquiera para cubrir las necesidades alimentarias básicas (indigentes).

Embed

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) es la que tiene en cuenta el Indec para medir la pobreza, es decir, evalúa esa condición según los ingresos de los argentinos y su capacidad de compra y de pagar los servicios básicos como luz, gas, agua, gastos en comunicación y educación. No obstante, la EPH da por hecho que las personas cuentan con una vivienda propia porque no contempla el gasto por alquilar una propiedad, algo que realizan miles de argentinos.

Así, para no ser pobre, una familia tipo necesita 33 mil pesos (dando por contemplado que no requiere alquilar una vivienda sino el monto debería ser mayor), mientras que el 60% de la población gana menos de 20 mil pesos.

En base a estos números, dados a conocer por el Indec la semana pasada, es que consultoras como CESO o Elypsis estimaron que la tasa de pobreza subió al 35%, es decir, 7,8 puntos porcentuales más que un año atrás, lo que equivales a 3 millones de pobres nuevos,

Y hacia fin de año, los economistas prevén que la pobreza seguirá subiendo como resultado de la devaluación del 35% del peso que hubo en agosto, más la profundización de la recesión y la crisis, de la que no sale la Argentina.

Así, proyectan una tasa de pobreza del 37% para el segundo semestre de 2019, similar valor que dejó la presidencia de Fernando de la Rúa.

minutouno.com relevó el índice de pobreza del primer semestre del último año de gestión desde la presidencia de De la Rúa hasta Macri. Los datos son del Indec, salvo 2015 porque no había información oficial dado que Cristina Kirchner discontinuó la difusión de la pobreza en 2013, por lo que este portal utilizó los números de la UCA.

pobreza segun los gobiernos.jpg

Desde 2001 a la fecha, el Indec mide la pobreza bajo la misma metodología, que es utilizando la EPH, informó a minutouno.com el organismo de estadísticas. Cabe remarcar también que la cifra de 2011 que se exhibe en esta nota -ultimo año de la primera presidencia de Cristina Kirchner-, es con un Indec intervenido.

Mientras que la cifra del primer semestre de 2019 que se muestra en la placa es la tasa que proyectaron las consultoras privadas, y que este lunes informará el dato oficial el Indec.

Por qué aumentó la pobreza

De acuerdo al informe de Elypsis, el salto de la pobreza del 32% (último semestre de 2018- había 14 millones de argentinos pobres y casi 3 millones indigentes) al 35% refleja la caída del ingreso real en el último año.

"En los hogares de clase media, el ingreso principal subió de $16.589 al segundo trimestre de 2018; a $22.2239 al segundo trimestre de 2019, quedando una pérdida real de 13,8%", precisó la consultora.

En tanto, en los sectores más vulnerables la pérdida del poder adquisitivo fue del 14,8% en el mismo período.

“Para compensar la pérdida de poder adquisitivo, muchos hogares buscaron ingresos complementarios. El principal mecanismo fue el empleo independiente y se observó sobre todo en los sectores medios y bajos. Eso ayudó a morigerar levemente la situación, y contener el desempleo en 10,6% (aunque con un fuerte salto en el subempleo que termino el segundo trimestre 2019 en 13,1% y 18,3% de ocupados demandante de empleo”, analizó.

Y advirtió que para fin de año, la situación se agravará producto de la devaluación de agosto y la disparada de la inflación, que calculan en 50% para diciembre. “Como la dinámica del ciclo económico se deterioró en agosto y no da señales de mejora, estimamos que la pobreza aumentará uno o dos puntos porcentuales en este segundo semestre”, remarcó la consultora.

Temas