Se entregó el último prófugo por el crimen de Jonatan Sagardoy, asesinado en Villa Ballester

30 de septiembre de 2019

Sus propios vecinos lo confundieron con un ladrón de casas, lo persiguieron con varios vehículos y lo rodearon antes de dispararle "sin mediar palabra".

Cristian Biasutti se entregó este lunes en los tribunales de San Martín para comparecer ante la Justicia por el crimen de Jonatan Sagardoy, quien fue asesinado hace un mes en Villa Ballester tras ser confundido por un ladrón.

Biasutti, de 33 años, estuvo prófugo un mes tras ser parte del grupo que arrinconó a Sagardoy apenas estacionó su camioneta en la esquina de Montevideo y San Pedro, en Villa Ballester, a las 0.20 del 31 de agosto pasado.

El hombre se presentó en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de San Martín. El fiscal de la causa, Fabricio Iovine, indagaría a Biasutti como "partícipe necesario" en el "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" de Sagardoy.

El delito que prevé una pena de entre 10 y 25 años de cárcel.

Sagardoy, que estaba con un amigo, fue rodeado por al menos ocho vehículos entre autos, camionetas y una moto. Dos hombres se acercaron a pie a su ventanilla y le dispararon "sin mediar palabra", como aseguró su cuñado hace algunas semanas.

Cuando Sagardoy aceleró para escapar, los atacantes le dispararon otra vez a su camioneta y le dieron en el brazo al amigo del hombre.

Por el caso están detenidos Guillermo Nicolás Gómez, de 26 años, quien fue señalado como el autor material del homicidio, y Leandro Morales, de 29, que ya admitió que participó de la persecución de Sagardoy con su moto pero sin estar armado.

Sagardoy, de 32 años, condujo herido hasta el hospital Eva Perón, donde agonizó dos días hasta que murió, el 2 de septiembre por la tarde.

Temas