-

-

Los fiscales y el escrutinio: las preocupaciones de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos en las elecciones

27 de octubre de 2019

El oficialismo y el espacio que se impuso en las PASO presidenciales desplegaron una serie de medidas para este domingo.

Según el gobierno nacional, la fiscalización en las PASO estuvo "floja" y buscó reforzar el área para las elecciones generales. "Nos dormimos. Nuestra capacitación fue floja", dijo una persona de Juntos por el Cambio. Entonces desplegaron un equipo de 30 personas - entre funcionarios, legisladores y miembros del partido- coordinado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El objetivo es evitar "incidentes" y alcanzar los votos necesarios para llegar al balotaje. De acuerdo con lo que le dijeron a Julia D'Arrisso de La Nación sumaron 185 mil fiscales, a diferencia de los aproximadamente 100 mil que tuvieron en las primarias.

De este modo, el oficialismo tiene un fiscal general y uno de mesa por cada centro de votación. Se reforzaron las "zonas críticas", sobre todo en el conurbano de la provincia de Buenos Aires, especialmente, en la primera y la tercera sección electoral, y las provincias del norte.

Juntos por el Cambio también puso la lupa también en que se vote con un DNI similar al del padrón y que las autoridades de mesa no se encuentren afiliadas a ningún partido político.

"Se generaron situaciones de agresividad porque las autoridades están permitiendo votar con un DNI que no figura en el padrón y se podría votar dos veces", declaró Dietrich. Y agregó: "Vemos que no siempre los presidentes de mesa o los delegados son neutrales y eso se compensa teniendo un fiscal y el sistema electoral obsoleto requiere un ejército de gente".

Desde el oficialismo explicaron que a los fiscales se los capacitó en dos o tres oportunidades y se desplegaron una serie de indicaciones para "cuidar los votos", divididas en tres momentos del día: la mañana, durante el día y en el escrutinio. Tres escalas.

Durante el inicio de la votación, el oficialismo llamó a verificar que el presidente de mesa sea asignado por la justicia electoral, que el ingreso sea simultáneo entre todos los fiscales y que los delegados no transfieran su lugar a otra persona.

Además, se solicitó que los presidentes de mesa hagan sean los encargados del recambio de boletas para evitar robo o destrucción. También se abrió un call center donde los fiscales generales pueden comunicar situaciones pertinentes y habilitaron un centro de cómputos por provincia donde coordinan equipos de abogados y fiscales el desarrollo de la elección.

Desde el Frente de Todos, pusieron el foco en el escrutinio. De acuerdo con lo que le explicó La Nación Nicolás Trotta, coordinador de los equipos técnicos del espacio, cada grupo de fiscales es responsabilidad de cada referente distrital.

"El oficialismo gobierna 3 de los 5 principales distritos (Capital, provincia y Mendoza), y en los otros dos están el socialismo y el PJ local (por Santa Fe y Córdoba). Ellos tienen que garantizar la transparencia", explicó.

Al respecto, seguirán los resultados desde un centro de cómputos en la Ciudad de Buenos Aires, desde donde se comunican con los fiscales y cuentan con un sistema de 1902 mesas testigo que ya utilizaron en las PASO para aproximarse a las tendencias que podrían arrojar resultados. Estiman los primeros resultados oficiales para las 21.

Temas