-

-

Carrió no seguirá el recuento en el búnker pero dijo que "a la madrugada van a ir muy bien"

27 de octubre de 2019

La mano derecha del presidente Mauricio Macri habló sobre las elecciones en un clima de duda sobre el futuro de la alianza.

En medio de las dudas sobre el futuro de la alianza oficialista, la diputada y mano dierecha del Presidente, Elisa Carrió reveló que no estará en el búnker de Juntos por el Cambio, pero afirmó que "a la madrugada van a ir muy bien".

"Hay que esperar al recuento definitivo, que estará a las 3 o 4 de la mañana", indicó la líder de la Coalición Cívica luego de votar y afirmó que habla "todos los días" con Mauricio Macri, a quien notó "con la misma tranquilidad".

Sin embargó, reveló que seguirá el recuento "en alguna casa": "No voy a estar en el búnker".

"No veía así que voté lo que sentía", siguió con su particular estilo y aseguró: "Siempre voy ser libre, en mi casa, en la cárcel, dónde sea".

En otro tramo de su diálogo con periodistas hizo una declaración un tanto incomprensible: "Soy una obrera de Dios, creo que la debilidad de Dios es la oración, por eso el lunes cerré la campaña en San Nicolás y me encerré en mi casa y les hablé a los creyentes además estoy muy feliz porque yo tuve un suelo que era conseguir la república, que un mandato culminara y hubiera otro sin interrupciones y sin golpes. No ocurre desde 1930".

Temas