-

Asesinaron a un contador a metros de la Municipalidad de Quilmes

28 de octubre de 2019

Fue ejecutado cuando circulaba en su auto. Su socio desapareció hace cuatro años en la Ciudad de Buenos Aires y él estaba armado.

La policía confirmó que el contador y financista Diego Xavier Guastini fue asesinado a balazos este lunes cuando manejaba su auto a metros de la Municipalidad de Quilmes.

El episodio es investigado como un supuesto ajuste de cuentas o crimen del tipo mafioso, informaron fuentes policiales y judiciales.

Guastini, de 45 años, había sido condenado en septiembre a tres años de prisión en suspenso en una causa por tráfico de divisas y lavado de dinero. Además era amigo y ex socio del contador Hugo Díaz, quien desapareció en 2015 en la Ciudad de Buenos Aires.

De hecho, el contador fue investigado en ese entonces por la desaparición de su ex socio y la policía allanó varias veces su oficina del microcentro porteño ubicada en Florida al 500 porque fue donde Díaz fue visto por última vez, el 9 de marzo de 2015.

Guastini había declarado en esa oportunidad que Díaz había ido a su oficina para que él le cambiara un cheque por $32.000. También afirmó que sabía que su ex socio tenía vínculos, negocios y algunas deudas con barrabravas de Lanús, Boca e Independiente.

Según surgió de esa investigación, Guastini y Díaz eran amigos y socios en algunos negocios de Luciano Viale, hijo del espía Pedro "Lauchón" Viale, un ex agente de la SIDE muerto de 11 balazos en un operativo policial en 2013.

La causa por la desaparición de Díaz fue archivada en 2018.

auto contador quilmes.jpg
Diego Xavier Guastini fue asesinado a metros de la Municipalidad de Quilmes
Diego Xavier Guastini fue asesinado a metros de la Municipalidad de Quilmes

El crimen de este lunes ocurrió alrededor de las 8.30 en la esquina de la calle General Paz y Alberdi, a metros de la municipalidad de Quilmes, un lugar por donde Guastini pasaba todos los días ya que vivía a la vuelta.

Dos efectivos de la policía local de Quilmes escucharon los disparos y se acercaron al lugar solo para encontrar el Audi A4 gris de Guastini detenido en medio de la calle, cerrado, con el motor en marcha y algunos impactos de bala en el sector de la puerta y la ventanilla del conductor.

El financista logró salir de su auto y estaba sobre el cordón de la vereda del lado izquierdo, en la esquina donde funciona el Centro de Zoonosis de la municipalidad quilmeña.

Cuando los policías llegaron al lugar ya estaba inconsciente y notaron que tenía una pistola marca Glock calibre .40 en la cintura que "ni llegó a sacar para defenderse".

zoonosis quilmes.jpg

Testigos del ataque afirmaron que dos hombres en una moto le dispararon a Guastini, y una fuente judicial deslizó que "lo estaban esperando para ejecutarlo".

"Cuando llegó a la esquina, uno de los sicarios se acercó al auto, efectuó los disparos, se montó a la moto y huyó con el cómplice", reveló. Una ambulancia del SAME trasladó al contador al hospital Iriarte de Quilmes, pero murió en el trayecto.

El caso es investigado por el fiscal Martín Conde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Quilmes, quien estuvo en la escena del crimen junto con los peritos de la Policía Científica, que recolectaron de dos vainas servidas de proyectiles 9 milímetros.

Si bien no se descarta ninguna hipótesis, tanto el fiscal como los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes sospechan que se trató de algún tipo de ajuste de cuentas o crimen del tipo mafioso porque el hombre era "una persona vinculada al mundo de las financieras y con algunos problemas con barrabravas".

Guastini fue condenado a tres años de prisión en suspenso por el juez penal económico Rafael Caputo por integrar una organización que ingresaba y sacaba del país sumas millonarias de divisas a través de "mulas".

Temas