Presentaron un recurso de amparo para proteger el Fondo de Garantía de Sustentabilidad

29 de octubre de 2019

El objetivo es preservar el dinero que debe llegar a manos de los jubilados, y no innovar en la materia hasta que asuma la presidencia Alberto Fernánez.

Tal como lo declaró la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, durante su discurso del 27 de octubre, sobre que los jueces tengan en cuenta a la hora de dictar sentencia que no se haga más daño y preservar los recursos para los trabajadores pasivos ante la profundización de la crisis económica y social post PASO, con la publicación de la Resolución 69/2019, dirigida a las disponibilidad de dinero de la Administración Nacional de Seguridad Social.

El Ejecutivo Nacional, encabezado por Mauricio Macri, emitió Letras garantizadas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), cuyos intereses serán pagados por el próximo Gobierno. Con el fin de proteger dichos fondos es que el abogado previsionalista, Christian D'Alessandro, como representante de Horacio Eladio Burgos, presentó una acción de amparo contra la ANSES, "para que no sigan metiendo la mano en el bolsillo de los jubilados".

Esta solicitud pide la aplicación de la medida cautelar de no innovar hasta que se sustancie la toma de mando del Presidente electo democráticamente. Para que el FGS sea inalterable hasta el 10 de diciembre, y en uso de lo establecido en el art. 43 de la Constitución Nacional y las disposiciones de la Ley 16.986, se suspenda la Resolución Conjunta antes mencionada ya que vulnera los derechos de los trabajadores pasivos, cuyos haberes provienen de los aportes realizados por la población activa destinados al Sistema de Reparto.

Dichos recursos están siendo afectados a operaciones ajenas a los fines para los cuales integran el FGS poniendo en riesgo la previsibilidad de las futuras prestaciones para los jubilados y pensionados, quienes ya padecen la quita de beneficios necesarios para su existencia al ser avasallados sus aportes y contribuciones.

Desde diciembre de 2015, cuando asumió Mauricio Macri, la ANSES pone en situación de fragilidad sistemáticamente al Fondo de Garantía de Sustentabilidad, desfinanciándolo para paliar el déficit que provocaron y provocan las políticas económicas aplicadas por un Gobierno neoliberal, contradictorio ya que hace una intervención irresponsable, en la especulación financiera, con recursos que no le pertenecen, que son pura y exclusivamente de aquellos trabajadores que aportaron toda su vida o por distintas circunstancias quedaron fuera del sistema.

En esto sí el Estado es responsable, no puede utilizar ese dinero para pagar deuda contraída arbitrariamente y en perjuicio de la mayoría de los argentinos. Según el proyecto creado por el Dr. Christian D'Alessandro, al respecto refiere:

Por la utilización de los recursos de la Seguridad Social, irresponsablemente, es necesaria la creación del Banco de Desarrollo de la Seguridad Social para la preservación, manejo y sustentabilidad del Fondo de Garantía Previsional.

Los manejos oscuros del Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) y la discrecionalidad desmedida del mismo hacen replantear el manejo responsable de dichos ahorros extraordinarios para que sigan siendo la válvula de contención ante las contingencias que puedan acaecer en el sistema de seguridad social.

Según los informes del FGS de público y notorio, la caída de los recursos ha sido estrepitosa durante la gestión del gobierno de Mauricio Macri. A fines del primer trimestre de 2019, el valor de la Cartera de Inversiones del FGS ascendía a $1,86 mil millones, lo cual representó una suba del 13% respecto del trimestre anterior (aumento del 1,1% en términos reales).

Sin embargo, en dólares estadounidenses el FGS ha decrecido respecto al inicio de la gestión actual; girando en torno a 31.000 millones de dólares.

Durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner el FGS fue virtuosamente utilizado como herramienta de política fiscal. En 2009, luego de la crisis mundial, se utilizó dichos fondos para financiar a las automotrices las que sufrían una fuerte contracción de la demanda generada por la crisis internacional, entre otros fines productivos, no especulativos.

Es por todo lo detallado y porque el sector de los trabajadores pasivos, que fueron de los que más perdieron, en esta mega devaluación de los últimos años, que es excluyente 'blindar' el FGS, entre otras medidas a tomar a corto, mediano y largo plazo".

Temas