-

-

La final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo se jugará en Santiago de Chile

30 de octubre de 2019

Lo confirmó la ministra de Deportes chilena, Cecilia Pérez, en medio de la feroz crisis socieconómica que atraviesa el país. Desde hace 12 días las violentas protestas no cesan.

La ministra de Deportes de Chile, Cecilia Pérez, confirmó este miércoles la decisión de que la final única de la Copa Libertadores entre River y Flamengo se juegue el sábado 23 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago, tal como estaba previsto desde un principio.

“En la mañana estaba en una reunión con el presidente del comité olímpico y recibí el llamado del presidente de la Conmebol -Alejandro Domínguez- y le he ratificado a nombre del presidente Sebastián Piñera nuestra firme voluntad y compromiso de realizar la final de la Copa Libertadores en nuestro país”, informó la Ministra en conferencia de prensa.

ministra de deportes de chile final copa libertadores.mp4

La sede para la final única estaba en duda debido a la situación que atraviesa el país vecino, en medio de un estallido social y económico que provocó la salida del pueblo chileno a las calles en pedido de la renuncia de Piñera. Las manifestaciones, que en un principio fueron pacíficas, se llenaron de violencia ante la medida del gobierno chileno de decretar un Estado de Emergencia y posterior Toque de queda en varias ciudades del país.

En ese sentido, Pérez aseguró que en Chile "se encuentran todas las coordinaciones que corresponden en materia de seguridad" para los simpatizantes de ambos equipos.

"Creemos que es una tremenda fiesta deportiva que le hace bien al país, el fútbol es uno de los tantos deportes importantes en Chile, y por lo tanto vamos a trabajar con el Ministerio del Interior en conversaciones permanentes como me lo ha pedido el presidente de la Conmebol para llevar adelante un evento como es la final de la Copa Libertadores”, reiteró la Ministra ante la prensa.

conmebol sobre chile.jpg

“Faltan días para que se realice la final", remarcó la ministra en relación a las casi cuatro semanas que quedan por delante antes de la realización de la final. "El criterio es uno solo: tenemos que hacerlo entre todos juntos. El deporte une, nos llama a todos para poder construir mejores perspectivas, nos alegran, nos saca del día a día y creo que van a estar todas las voluntades, no solamente de nuestro Gobierno, sino de aquellas personas que legítimamente se han querido manifestar en forma pacífica para poder acoger un evento internacional tan importante”.

Temas