Sufre parálisis cerebral y necesita ayuda para realizarse un tratamiento urgente en Tailandia

31 de octubre de 2019

Lujan tiene 4 años y vive en la localidad de Udaondo y padece serias complicaciones en su cuerpo. Su familia necesita reunir más de 1.500.000 pesos para que pueda recibir un tratamiento que le ayude a mejorar su vida.

Cuando Lujan nación sufrió hipoxia perinatal, que es la falta de oxígeno durante el momento del parto. Su mamá, Ailén, necesitaba dar a luz por cesárea, pero en el hospital no podían practicarse y el parto se convirtió en todo un sufrimiento que le generó una parálisis cerebral a la pequeña.

Mi embarazo fue normal, pero el parto complicó y la nena nació asfixiada, estuvo un mes en neo sin despertar, estuvo con respirador artificial, oxígeno y sonda”, relató Ailén a minutouno.com.

Luján

Es que el 6 de enero de 2015, fecha en la que nació la pequeña, todo se complicó durante su llegada a este mundo. “Dilaté bien pero mi nena no podía nacer, en el hospital no podían practicarme cesárea. Cuando se dieron cuenta que mi nena tenía latido débil me trasladaron al hospital de la ciudad de Salta que queda a dos horas de viaje y en ese momento ya iba sufriendo”, contó la madre.

“Cuando llegamos al hospital, estuvieron 40 minutos más que fuera parto normal, hasta que ya no podía y ahí recién decidieron hacerme la cesárea. Cuando nació no tenía latido, la reanimaron y estuvo un mes sin despertar”, agregó Ailén.

A los 6 meses, Luján empezó hacer movimientos involuntarios, pero sus padres recibieron otra mala noticia: los médicos le diagnosticaron Síndrome de West (una alteración cerebral, que le genera ataques de epilepsia), lo cual se le desencadenó a causa de las complicaciones que tuvo en el parto. Esta condición le deteriora su sistema nervioso. Para regularlo y evitar la convulsión, toma los medicamentos Levetiracetam y Clobazam.

Hoy Luján tiene 4 años. La parálisis que posee impide que pueda moverse por sus propios medios. No se para, ni se sienta, y es por eso, que utiliza una silla postural. Se la donaron a la familia, ya que es muy costosa. Para comer se le tiene que triturar los alimentos, debido a que tiene problemas deglutorios. No desarrolla habla y únicamente reconoce a las personas de su entorno familiar.

Luján .jpg


En julio pasado, la madre de Luján se enteró que la pequeña puede ser tratada en un instituto en Tailandia que trabaja con células madre para regenerar el desarrollo neurológico en pacientes con distintos tipos de patologías.

Emocionada con la noticia, Ailén, que por no tiene trabajo, porque dedica el tiempo a cuidar a su hija, programó que viajará al país asiático junto a Luján para fines del 2020. Hasta esa fecha, tiene tiempo para juntar los fondos necesarios, ya que el método tiene un costo total de 1.500.000 pesos argentinos, al día de hoy.

En el caso de que Luján logre juntar los fondos antes de la fecha estipulada, puede viajar antes. Sólo debe avisar al instituto con tres meses de anticipación. Además de la aplicación de las células madres, el tratamiento que recibiría sería complementario con técnicas como la fisioterapia, la terapia ocupacional y del habla. Llevaría un total de 28 días y si bien, no daría con la cura de la parálisis (no existe una cura para la enfermedad), mejoraría su calidad de vida.

Con este tratamiento ella puede mejorar un montón y pueden desaparecer los ataques, mejor defensa en el tronco, llegar hablar”, explicó la madre.

Para poder juntar los fondos necesarios, Ailén creo una página en Facebook, llamada ‘Tratamiento para Luján’, donde difunde su problemática y da a conocer las distintas campañas que llevarían a cabo. Además realiza rifas y eventos en algunas localidades para poder juntar el dinero.

Si querés ayudar a Luján, podés contactarte con su familia a través del Facebook: Tratamiento para Luján, o a través del celular 0387-4824940 (Ailén).

Temas