-

-

-

-

Crónica de la interferencia totalitaria: el editorial de Julián Guarino en "Recalculando"

15 de noviembre de 2019

El conductor del programa de C5N analizó la situación actual de la región. ¿Qué pasa cuando la barbarie se viste con un disfraz de civilización?

“Que todo acto de cultura es al mismo tiempo un documento de la barbarie”, escribió poco antes de suicidarse el filósofo Walter Benjamin. En la actualidad podemos ver esa barbarie no como algo que está lejos nuestro, sino como aquella barbarie que pertenece a nuestra vida, que es inherente al ser humano. Y en el contexto de lo que está pasando en la región podemos ver cómo “en nombre de la democracia se comete barbarie”.

En su editorial de este jueves en Recalculando, en C5N, Julián Guarino relacionó la obra “El corazón de las Tinieblas”, de Joseph Conrad con las protestas y la represión en Chile y con el Golpe de Estado ocurrido en Bolivia el fin de semana pasado.

Editorial Guarino.mp4

En esa obra, observamos que el protagonista ve cómo la civilización se empieza a transformar en la mismísma barbarie, empieza a convertir a la nada la presencia de lo reprimido.

“En nuestra región existe la posibilidad de plantar esta paradoja: en Chile hay un estado que en nombre del progreso y el desarrollo planteó la desigualdad absoluta y ahora sale a reprimirlos y asesinarlos”, expresó Guarino. “Esta paradoja de las banderas flameando en nombre del orden y del progreso pero cometiendo barbarie tiene lugar en este momento”, agregó.

“De la misma manera, en Bolivia, en nombre de la transparencia y la democracia se ha llevado a adelante un Golpe de Estado. A partir de ese momento han empezado a reprimir a aquellos que se han movilizado”, afirmó el conductor de Recalculando.

“Nuestra Argentina debería pronunciarse en contra de este Golpe de Estado pero tenemos un gobierno que no se anima a mencionarlo. Nosotros los argentinos que hemos pasado por la noche oscura de la dictadura, nosotros que hemos tenido 30 mil desaparecidos, nosotros tenemos la obligación de decir que lo que hay en Bolivia es un Golpe de Estado”, reclamó el periodista.

“Esta noche tenemos que aceptar la barbarie no está en el medio de la selva, que la barbarie no es tampoco el corazón de las tinieblas, que las barbarie no son los manifestantes, sino que la barbarie muchas veces está escondida en esos disfraces, está muy cerca nuestro y cuando la miramos a los ojos no la reconocemos porque sencillamente está disfrazada de civilización”, expresó Guarino.

Temas