Recuperate rápido de lo que te perturba hoy

15 de noviembre de 2019

Si tuviste un día tenso en el que ni siquiera pudiste contar hasta tres como método para reaccionar sin virulencia, tomate una hora para vos, sin trabajar, con tu mejor socio y amigo: vos mismo. El conductor de Hacete Cargo por C5N te ayuda.


Volver al Ser

Una de las maneras de escapar a las trampas del ego es volver al Ser. Ya viviste afuera, ahora te propongo que vivas un ratito adentro.

¿Qué tiene de malo el afuera? Es correr hacia afuera para ver qué te sucede en el día de hoy y cómo te va. Y si hoy te hablaron y te trataron bien, y las cosas salieron como querías (si te besaste con tu pareja, o prosperaron tus planes para el fin de semana, o te aumentaron el sueldo), entonces todo marcha bien.

Claudio María Domínguez (2).jpeg

Pero si no aparece esa persona especial para besar, si te miran mal, si te descalifican, si no te tratan con respeto, si en tu casa lo que das no se te agradece, si después de tantos años de casado tu pareja todavía no entiende lo que de verdad querés, si tu socio te quiere perjudicar, entonces tu vida no es feliz.

Vivir así es agotador, ¿no te parece? Pensá en tu día a día y con una mano en el corazón decime si no tendrías una vida mucho más plena y feliz si no estuvieras tan atado a ese afuera, si no dependieras siempre de los otros, como si fueran el termómetro que indica tu escala de dicha.

¿Entendés cómo opera la polaridad del ego? ¿Cómo esa ilusión externa, que puede ser positiva y negativa, va moldeando tu existencia?

Si vivís pendiente del afuera puede que quedes preso de los balances y del día a día. Y como en general el mundo suele ser hostil, provocador y frustrante, los egos se ponen nerviosos y pierden un poco el norte. Y los balances que resultan de esa ecuación suelen ser un poco tristes. Dos días lindo veintiocho horribles.

¡Pero esos son los viejos egos!

Claudio María Domínguez (3).jpeg

Y es hora de dejarlos atrás.

De entender de qué se trata.

Tenés que descubrir quién sos más allá del ego, quién escribe la telenovela diaria, quién es el autor de tu personaje. Ese es tu Ser, el que vos sos.

En un viaje a la India, escuché una frase genial que me impactó: “Todo lo que vos has estado creyendo hasta ahora que eras, es lo que no sos; y todo lo que hasta ahora no te atreviste a creer que era, es lo que siempre fuiste”.

En la India explican que la autoestima real no es el orgullo, que puede convertirse en soberbia, sino la comprensión profunda de quiénes somos.

Y que, ante la duda, lo mejor es repetir: “Yo soy lo que yo soy”, “Yo soy un ser valioso sólo por existir”. Si te gusta, tomalo como mantra.

Bucear adentro

Claudio María Domínguez (1).jpeg

¿Quiénes somos? ¿Para qué vinimos a este planeta? ¿Te imaginás irte de esta vida y de este cuerpo que habitás sin haber develado ese misterio? ¿O lo único que realmente te importa saber es quién te halaga y quién te critica, si te dan o te quitan? ¿Todavía te desvela lo exterior? ¿O realmente tenés un anhelo profundo de llegar a lo más hondo?

Yogananda nos dice: “Buscá con afán, con tantas ganas profundas de saber la verdad, de modo que la encuentres en esta vida”. Entonces, ¿sos parte de esa minoría que quiere saber la verdad, que quiere descubrir la esencia de su ser?

Creo que sí, o al menos ya empezaste a transitar el camino. Por algo estás acá, en el sendero de luz que te propone este escrito.

Por algo te preguntás, con honestidad, por el sentido de tu vida.

Por algo querés saber si sos feliz, si sos agradecido, si llevás una vida plena y profunda, o una de esas viditas epidérmicas que mencionábamos al comienzo. Si ya estás en el camino…¡ya sos un superhéroe y estás capacitado para controlar tu vida, más allá de lo que hagan o digan los que te rodean!

¿Cómo transformar nuestra mente?

Seamos observadores de nuestros pensamientos y aprendamos a distinguir entre los estados mentales que producen infelicidad y confusión y los que producen salud y bienestar.

Cuando elegimos pensamientos densos, de ira, venganza o de odio, a los únicos que perjudicamos es a nosotros mismos, causándonos descontento y frustración. Cultivar pensamientos virtuosos es el pase para una vida que se llame vida. El amor nos sana y nos libera de toda aflicción.

Temas