-

-

Evo Morales negó el apoyo de tropas rusas para su vuelta a Bolivia tras el golpe de Estado

21 de noviembre de 2019

Desde su cuenta de Twitter, el presidente derrocado habló de "montajes" y "manipulación judicial" como parte de un plan que también apunta a líderes progresistas.

El presidente derrocado de Bolivia, Evo Morales, apuntó a la manipulación del gobierno de facto para buscar que no juzguen en una corta internacional al tiempo que desmintió las versiones sobre que tropas rusas intervendrían para propiciar su vuelta al poder.

Embed

Embed

"En medio de tantas mentiras y acusaciones intentan defenestrarnos. Dijeron que ya estaba en Bolivia, que soldados rusos estaban en mi país para mi llegada", recordó el líder del MAS y agregó: "Ahora me acusan con montajes como parte de esa campaña. El pueblo boliviano clama paz y diálogo".

Embed

En ese sentido, denunció el objetivo de "apelar a la manipulación judicial para encarcelar a líderes antiimperialistas, de izquierda y progresistas es algo que ya hicieron con Lula, Cristina y Correa".

Embed

Luego apuntó que "los que tienen que estar preocupados por la Corte Penal Internacional son Añez y Murillo, por los crímenes de lesa humanidad que están cometiendo, al ordenar a los militares a asesinar a mis hermanas y hermanos, tratando de cubrir estos delitos con un decreto ilegal".

Embed

También advirtió: "Lo único que quieren es detener los avances del pueblo. Al igual que en esos países hermanos, en Bolivia la verdad triunfará".

Temas