-

Paro general en Colombia: reprimieron marchas en todo el país e impusieron toque de queda en Cali

21 de noviembre de 2019

Miles de personas salieron a la calle para manifestarse contra el "paquetazo" de medidas económicas del presidente Iván Duque. Pero la actuación de la policía "antidisturbios" no se hizo esperar.

Colombia vive horas difíciles durante el paro general convocado por organizaciones sociales para el 21N (por la fecha de este jueves) en rechazo al "paquetazo" de medidas económicas anunciado por el presidente Iván Duque.

Desde la madrugada empezaron los primeros reportes de bloqueos en las estaciones del Transmilenio (TM), el sistema de transporte público de Bogotá, que para el fin de la jornada ya había reestablecido su servicio.

Embed

En el populoso sector de Suba, en el noroeste de Bogotá, también había esta mañana bloqueos esporádicos en algunas estaciones del TM y conatos de enfrentamiento entre la Policía y manifestantes.

Embed

Al grito de "el pueblo unido jamás será vencido", una multitud increpó a policías que acudieron al lugar y lanzaron gases para dispersar a quienes bloqueaban los accesos.

Miles de personas salieron a la calle en otras ciudades, como Medellín o Cali, donde la situación se volvió tan álgida que el alcalde, Maurice Armitage, decretó el toque de queda desde las 19 de este jueves hasta las 6 de la mañana del viernes.

Embed
Embed

En Medellín se produjeron choques entre el Esmad (Escuadrón Móvil Antidisturbios) y personas encapuchadas, pero a la vez salieron a la luz denuncias de infiltrados entre los manifestantes.

Embed
Embed

Como prevención, las clases de este jueves se habían suspendido en muchas universidades y colegios, y varias empresas habían reorganizado los horarios laborales, mientras los alcaldes garantizaron el funcionamiento de los sistemas de transporte, informó el periódico bogotano El Tiempo.

El paro fue convocado a principios de octubre por el Comando Nacional Unitario, conformado por las centrales obreras del país, fue creciendo en convocatoria con la adhesión de otras organizaciones sindicales, sociales y estudiantiles.

Por ahora el gobierno aseguró que no hay ningún texto definido en relación a los temas que concentran el reclamo popular, y que los proyectos que presente serán concertados.

Pero las organizaciones de trabajadores argumentaron que varios voceros del Ejecutivo ya dejaron claro que apuntan a la flexibilización laboral y a debilitar el organismo estatal que gestiona las jubilaciones, a favor de los fondos privados.

El amplio abanico de exigencias incluye el fin del incesante asesinato de líderes sociales, indígenas y ex combatientes que firmaron la paz, las ejecuciones extrajudiciales por parte de las Fuerzas Armadas y la estigmatización de la protesta social.

Desde el lunes, las Fuerzas Armadas y la Policía permanecen en acuartelamiento "de primer grado" por orden del comandante, Luis Fernando Navarro, quien instruyó la medida como prevención.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, ha dicho que el gobierno dará plena potestad a alcaldes y gobernadores para tomar decisiones extraordinarias, entre ellas el toque de queda, para garantizar la seguridad y el orden público durante la huelga.

Temas