-

-

Autopsia de la mujer asesinada en Pilar: el femicida la mató de 25 puñaladas

21 de noviembre de 2019

Su cuerpo apareció en un comercio degollado y con un cuchillo clavado en el ojo. A su lado estaba el empleado del negocio, quien murió quemado en la explosión que destapó el caso.

La mujer que fue degollada en una verdulería de Pilar el miércoles de esta semana fue asesinada de 25 puñaladas, de acuerdo a lo revelado en la autopsia. El principal sospechoso por el femicidio es el empleado del negocio, quien murió horas después del ataque.

"La víctima fue mutilada. Tenía cortes en las orejas y la vagina apuñalada. El arma es un cuchillo de cocina con mango de madera que quedó clavado en el ojo izquierdo", detallaron fuentes forenses a C5N.

Y precisaron que "no se pudo determinar si la mujer fue abusada", aunque la principal hipótesis es que sufrió un ataque sexual y ella se resistió.

El sospechoso Rogelio Quispe empleado, murió por el monóxido de carbono pero tenía lesiones también compatibles con signos de defensa de la víctima.

El marido de Marcela Laura Hilarión, 30 años, sintió una explosión de una garrafa de gas en la cocina del local y cuando fue a ver encontró en el interior del cuarto el cadáver de su esposa.

A su lado se retorcía de dolor Quispe, su empleado, que estaba literalmente prendido fuego. El hombre, que trabajaba para la pareja hace cinco años, murió poco después de la explosión en un centro médico de Pilar.

El marido de Hilarión quedó detenido, pero fue liberado en la madrugada de este jueves por falta de pruebas en su contra: el hombre pudo probar que mientras su mujer era atacada él estaba haciendo un reparto en la calle y que luego atendió a una clienta antes de escuchar la explosión.

De acuerdo al testimonio del marido de Hilarión, él se acercó a la cocina y la encontró cerrada con una puerta de madera y otra de rejas con un candado, aparentemente desde adentro.

El hombre rompió el candado a mazazos con la ayuda de sus vecinos, y así encontraron a la mujer desnuda, con gran cantidad de heridas y la llama de la garrafa apuntándole a la cara.

Un dato clave para orientar la pesquisa fue el hallazgo de la llave del candado de la puerta debajo del cuerpo de la mujer -es decir que fue colocado desde adentro- y del celular de Hilarión, que había sido destruido previo al incendio, agregaron las fuentes.

Temas