Rubinstein renuncia como secretario de Salud tras la polémica por el aborto

22 de noviembre de 2019

El secretario de Salud decidió dejar el gobierno, luego de la publicación del decreto que revocó el protocolo de interrupción voluntaria del embarazo. Este mediodía presentará una carta con los fundamentos.

Adolfo Rubinstein renunciará este viernes a la Secretaría de Salud. La decisión fue adoptada luego de la publicación del decreto firmado por Mauricio Macri que revocó el protocolo de interrupción voluntaria del embarazo.

Este viernes a la madrugada, el Boletín Oficial dio a conocer el decreto por el cual se derogó la actualización del protocolo de aborto no punible, que había despertado cruces dentro de Cambiemos.

La resolución original había sido publicada el miércoles a la mañana, impulsada por la Secretaría de Salud. A raíz de eso, se originó una interna por el rol del secretario Adolfo Rubinstein, al que se lo responsabilizó por no haber consultado a Stanley.

"Los ministros sabemos que tenemos un margen de autonomía amplio pero que hay temas que debemos consultar con el Presidente, y así para abajo. Se trató de una decisión sobre un tema sensible que no fue consultada", aseguró Finocchiaro en conferencia de prensa. "Debió haber tenido otro tratamiento en el Gobierno", aseguró el jueves Alejandro Finocchiaro.

La iniciativa permitía a las adolescentes menores de 15 años abortar en hospitales públicos, por considerar que cursar un embarazo a esa edad constituye un riesgo físico y psicológico para su salud. Además establecía que quienes tengan entre 13 y 16 años podrían abortar sin autorización de los padres, en el caso de un embarazo de 12 semanas.

Rubinstein se incorporó al gobierno de Mauricio Macri como titular de la Secretaría de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos en febrero de 2017. Meses después, tras las elecciones legislativas, en noviembre de ese año fue promovido y asumió como Ministro de Salud de la Nación en reemplazo de Jorge Lemus.

Pero así como se jerarquizó su tarea en un comienzo, a partir de 2018 -tras el acuerdo rubricado entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional- su cartera fue rebajada a Secretaría de Salud de la Nación desde septiembre del año pasado. A partir de ese momento, las decisiones de Rubinstein quedaron orgánica y funcionalmente bajo la órbita de la ministra Carolina Stanley.

Antes de ingresar al Gobierno, el médico ejerció el cargo de Director General del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), una institución académica independiente afiliada a la Facultad de Medicina de la UBA, dedicada a la investigación, capacitación e implementación de intervenciones, programas y políticas para mejoramiento de la salud pública.

Temas