-

-

Desde enero, el ABL en la Ciudad se calculará mes a mes en base a la inflación

25 de noviembre de 2019

Seguirá rigiendo el pago anual, con una modificación en el monto. También habrá novedades para el pago por débito automático y en el mensual, según la puntualidad del contribuyente.

El ABL en la Ciudad de Buenos Aires sufrirá una notable modificaciones desde enero de 2020 porque se lo indexará cada mes meses en base a la inflación. El cambio de metodología consta en el proyecto de Presupuesto porteño que el Ejecutivo local mandó este lunes por la tarde a la Legislatura con el objetivo de que sea aprobado la semana próxima.

Fuentes del gobierno local buscaron justificar la medida bajo el argumento de que, si se mantenía la metodología actual, enero iba a traer una suba anual del 52%.

Hasta ahora, el Ejecutivo porteño calculaba el alza en base a la inflación acumulada y la proyectada de julio a julio, y lo aplicaba en el monto anual a partir de enero de cada año. Luego se dividía esa cifra en las cuotas mensuales. También se establecían topes de incremento según el valor de las propiedades. De este modo, en 2019 el encarecimiento promedió el 34%.

Pero siguiendo esa metodología, la compensación en la tasa municipal para 2020 hubiera alcanzado el 52%, ya que entre julio de 2018 y julio de 2019 ése fue el incremento anual que arrojó la inflación que mide la Dirección de Estadísticas y Censos porteña, no las del Indec.

Ahora, con el cambio de metodología las boletas tendrán un resabio de 5 meses. Así, la factura de enero de 2020 contará con la suba del 3,4% de inflación de agosto, según el IPC que mide la Ciudad. La de febrero contemplará el alza de septiembre de 2019 y así sucesivamente con esa diferencia de 5 meses, explicaron fuentes del Ministerio de Economía porteño a minutouno.com.

Y además subrayaron que el pago anual seguirá estando, pero ya no contemplará el beneficio tradicional de un porcentaje de descuento por pagar en una sola cuota todo el año.

¿Y EL PAGO ANUAL?

Como las boletas se ajustarán mes a mes según la inflación y estarán siempre empatadas con la suba de precios generales, el beneficio del pago anual será que "se abonará el ABL con un incremento del 15% y ya nada más", precisaron desde la cartera de Hacienda porteña a este portal. De este modo, si la inflación termina siendo superior, no se verán afectados más que con el 15% de aumento.

Aquellos contribuyentes que pagadores puntuales abonarán en enero un 6,6% menos que en diciembre de este año. Este beneficio responde a que esta categoría obtiene una quita anual del 10%. Por el contrario, quienes no figuren como buenos cumplidores, percibirán en enero un alza del 3,4% respecto a diciembre. Por su parte, para los que abonen con débito automático se ahorrarán la cuota final, que les llegará con monto cero.

Temas