Con tensión en el recinto y represión afuera, aprobaron el nuevo régimen de médicos residentes

28 de noviembre de 2019

Manifestantes que se oponen a la reglamentación irrumpieron en la Legislatura. Las fuerzas de seguridad dispersaron las afueras con gases lacrimógenos.

El nuevo régimen que regula la actividad de médicos residentes y concurrentes que se desempeñan en el sistema de salud porteño consiguió este jueves la aprobación de la Legislatura en una sesión que incluyó gritos e insultos dentro del recinto, desmanes en la puerta del Palacio y gas pimienta para reprimir a los manifestantes.

La iniciativa del Poder Ejecutivo había ingresado hace menos de dos semanas a la Legislatura y había sido presentada oficialmente en una reunión informativa que encabezó la ministra de Salud, Ana María Bou Pérez, ocasión en la que ya se habían escuchado fuertes críticas de la oposición, los sindicatos y los propios residentes.

Aunque el clima era caldeado en el recinto y había algunos insultos desde las tribunas, aún no se sabía que una parte de la movilización que esperaba afuera del edificio había querido ingresar por la puerta de Perú 160, generando la reacción del personal de seguridad.

En el recinto, mientras tanto, no prosperó un pedido para un cuarto intermedio y el oficialismo procedió a votar, en soledad, la iniciativa, que fue aprobada con 34 votos del bloque de Vamos Juntos y 5 abstenciones de Evolución.

Entre los artículos que los residentes cuestionan -está la "legalización de jornadas laborales extenuantes", que afirman pueden superar las 60 horas semanales, y el "sostenimiento del régimen de concurrentes", es decir, médicos que cumplen las mismas tareas que los residentes pero sin remuneración alguna.

"El nuevo proyecto de ley no nos considera como trabajadores de salud, desliga nuestro sueldo del proporcional de los profesionales de planta, nos quita licencias, dibuja a las guardias como 'actividades de formación intensiva'", expresaron los residentes en un comunicado en el que anunciaron la medida de fuerza.

Los jóvenes profesionales señalaron además que el proyecto "permite sanciones 'morales' y legitima a las concurrencias como un trabajo no remunerado".

La semana pasada, el proyecto consiguió dictamen en la Comisión de Salud 48 horas después de la realización de una reunión informativa en la que el equipo del Ministerio de Salud porteño encabezado por su titular, Ana María Bou Pérez, presentó un proyecto sobre el que arreciaron críticas opositoras y de asociaciones gremiales.

La iniciativa reemplaza la normativa que rige el desempeño de los residentes desde hace más de 30 años y que fue modificada más de 40 veces por una que contemple la totalidad de esa tarea y que, además, se amolde a los nuevos desafíos y realidades del campo médico y la realidad social.

Temas