Claudio María Domínguez: "¿Ayudás como quisieras que te ayuden?"

07 de diciembre de 2019

Cuando se terminan los problemas porque los indeseables se van de tu vida, es tiempo de parar si no sabés qué poner en la bajada de línea que te hacés a vos mismo para mejorar a diario. El conductor de "Hacete cargo" por C5N te da pautas para tu introspección.

Muchas son las personas con las que nos cruzamos a diario, algunas nos simpatizan, otras nos parecen molestas o ridículas; a la mayoría ni siquiera las registramos.

Sin embargo, todos son nuestros semejantes, todos estamos embarcados en el mismo viaje, todos somos compañeros, en la aventura de la vida.

Podemos necesitar de ellos en cualquier esquina. Ellos pueden precisar de nuestra ayuda en este mismo momento.

¿Estaríamos dispuestos a darla?

Jesús nos desafía diciendo :”Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Claudio María Dominguez (2).jpeg

La palabra prójimo, significa, próximo. En esa proximidad está el desafío de la comprensión, de la solidaridad y del amor. Es fácil hablar del amor universal, pero ese amor se connreta sólo en el amor al prójimo. Preguntémonos, cuánto aceptamos y cuánto amamos, a nuestros familiares más cercanos, cuánto comprendemos y apoyamos a nuestros compañeros de trabajo, cuan solidarios somos con nuestros vecinos. Preguntémonos que hacemos frente a la proximidad del careciente, del marginado, del subestimado, de los que sufren todo tipo de miserias, de los que nos necesitan.

Comprender al prójimo, no es entenderlo; comprender, es hacer por él , lo que el otro no puede hacer por si mismo. Hacer por él, lo que estaríamos dispuestos a hacer por nosotros. Lo que esperamos que los otros hicieran por nosotros.

“La compasión es como el vuelo del alma hacia el prójimo”. Dice la Madre Teresa

Claudio María Dominguez (1).jpeg

La compasión nace de la comprensión. La comprensión de mis propios, me lleva a aceptar los límites de los demás. La comprensión de mis propias posibilidades, me lleva a descubrir las posibilidades de quienes me rodean. La comprensión de que ese Dios , esa energía divina , que es la misma en todos y para todos, me permite abrirle caminos al otro, que también camina , lo sepa o no, de la mano de esa misma fuerza divina y creadora